Cerrar

La hostelería malagueña recurre al crowdfunding para sobrevivir

Hostelería malagueña.

Terrazas en el centro de Málaga antes de la pandemia.

E.P. La hostelería malagueña necesita ayuda. Bares como El Muro, La Garrapata, y los restaurantes Curry-Ya! y La Sociedad Herbívora de Málaga han recurrido a campañas de financiación online para intentar minimizar los efectos económicos derivados de la crisis sanitaria del COVID-19.

Curry-Ya!

El proyecto familiar de comida japonesa de Fuengirola Curry-Ya!, que comenzó en 2015, ha lanzado su campaña en indiegogo.com, ya que han tenido que cerrar sus tres locales debido al estado de alarma decretado para hacer frente al coronavirus, si bien mantienen un pequeño servicio a domicilio con un solo repartidor y un menú reducido mediante reserva telefónica.

Con el pago de alquileres, luz, agua, internet, seguros sociales y nóminas no amparadas por las ayudas estatales, además de los seguros y tasas, desde Curry-Ya! estiman unas deudas acumuladas de 30.000 euros si la situación dura dos meses, por lo que el dinero conseguido en la campaña se usará para pagar todo lo anterior.

La Sociedad Herbívora

El restaurante vegano La Sociedad Herbívora inició su campaña a principios de abril en gofundme.com con un objetivo de 3.000 euros que ya ha conseguido y que irá destinado a los gastos de personal y proveedores que no podían cubrir debido al estado de alarma.

«Toda esta situación que nos ha sobrevenido nadie lo esperaba y como se puede observar la hostelería es quizá el sector que más perjudicado está y tiene visión de estar», ha explicado Sergio Moreno, uno de los tres socios del negocio, a Europa Press.

El restaurante de Málaga, con un año de recorrido y «una aportación personal por parte de tres socios con un proyecto muy pequeñito», se ha encontrado con una situación económica provocada por el coronavirus «bastante desoladora», ha indicado Moreno.

«No hemos recibido apenas ayudas, a parte tenemos una capacidad de endeudamiento ya al límite; los bancos en principio dicen estar por ayudar pero no nos aportan ningún tipo de solución a no ser que sea pedir más préstamos», ha precisado.

Ante esto decidieron pedir ayuda a sus clientes mediante la campaña de financiación online para que su plantilla recibiese el salario que le corresponde. «Estamos bastante agradecidos con la aportación que todo el mundo haya podido dar», teniendo en cuenta las dificultades a las que se enfrenta la sociedad en estos momentos, ha añadido.

Por último, ha considerado que la campaña «si bien no nos soluciona el futuro por lo menos sí nos deja más tranquilos de que el personal haya podido cobrar».

Ahora se encuentran en «ver de qué forma podemos subsistir, es decir, creo que la hostelería se ve abocada durante un tiempo que es difícil de cuantificar, meses, año o años, a cambiar un poco el modelo de negocio, porque ya la otra opción es directamente cerrar», ha apuntado.

El Muro Bar Independiente de Málaga

Por otro lado, El Muro Bar Independiente de Málaga inició su campaña a principios de abril ante la necesidad de seguir realizando pagos de impuestos, según ha explicado a Europa Press la persona al frente del negocio, Francisco Riofrío.

«Me creaba cierto rechazo esto de hacer ‘crowdfunding’, lo veía como una forma de cibermendicidad; yo siempre he buscado ganar dinero con mi trabajo, sencillamente», ha señalado.

Así, ante la imposibilidad de seguir adelante con esto, «la incertidumbre sobre cuándo y cómo voy a volver a trabajar, la ausencia total y completa de ningún tipo de ayudas estatales y ante la desesperación no me quedó más remedio que lanzarme a ello, como última opción», ha indicado Riofrío.

Si bien ha señalado que consideró otras opciones como canjear dinero por futuras consumiciones, finalmente se decantó por el ‘crowdfunding’ porque «no quería hacer promesas que no pudiera cumplir».

«Si entraban 200, 300 euros buenos eran», ha afirmado, a lo que ha añadido que tuvo «una acogida muy buena» al alcanzar los 6.000 euros de objetivo que puso. «Ha sido una de las cosas más bonitas que me han pasado en la vida», ha subrayado.

Sin embargo, ha puntualizado que «la gente no se imagina la sangría económica que supone esto», ya que calcula que la cifra real para abrir el bar con normalidad es mucho mayor. «Aun habiendo recolectado más de 8.000 euros he de decir que esto no asegura nada, porque todavía no sabemos cuándo se va a volver y de qué forma», ha finalizado.

EL GARRAPATA

Otro bar de Málaga capital que también ha iniciado una campaña en «GoFundMe» es El Garrapata, que ha pedido a sus clientes a través de redes sociales cualquier aportación para salvar el local y seguir apoyando a poetas, músicos y cantautores emergentes. Algunos artistas como el actor Salva Reina han mostrado su apoyo a la iniciativa.

Por otro lado, otros hosteleros han señalado que aunque habían iniciado campañas similares no han alcanzado los objetivos de financiación que se han marcado, por lo que han decidido retirarlas, también para evitar el exceso en el número de estas iniciativas. Asimismo, han advertido de que «ni con campañas de ‘crowdfunding’ nos podremos salvar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
scroll to top