¿Quo Vadis, Impuesto de Sucesiones?

Decía Benjamin Franklin que “en este mundo solamente hay dos cosas seguras: la muerte y pagar impuestos”. Ambas cosas confluyen en el Impuesto de Sucesiones.

0
2338

Según los datos publicados por “Tax Foundation”, dicho tributo ha sido eliminado, o bonificado por completo, en prácticamente la mitad de los países de la OCDE (p.ej. Suecia o Canadá). En el resto, el tipo medio del impuesto es el 15%, mientras que en España es un 34%.

España merece una especial atención, ya que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) se encuentra cedido por el Estado a las Comunidades Autónomas, que pueden aprobar sus propios beneficios fiscales y bonificaciones, lo cual ha derivado en una disparidad impositiva de dudosa constitucionalidad.

Andalucía ha sido una de las Comunidades Autónomas con el ISD más alto, si bien en el año 2018 se introdujo una medida relevante, como es la exención de un millón de euros, por heredero, en las adquisiciones entre cónyuges y parientes directos (ascendientes, descendientes y adoptados) cuando el valor de sus respectivos patrimonios preexistentes sea inferior al millón de euros, de modo que, si estos herederos recibiesen, de forma individual, 1.000.001 euros, solamente tributarían, cada uno de ellos, por el euro de diferencia.

Esta situación, ya de por sí positiva, puede mejorarse si ve la luz la medida acordada, el pasado 26 de enero, por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, de instar a la Consejería de Hacienda a impulsar las actuaciones necesarias para la modificación de las disposiciones normativas andaluzas, con la finalidad de bonificar en un 99% el ISD para cónyuges, ascendientes, descendientes y adoptados.

Por el momento contamos con la información publicada en la página web de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, en la que se indica que, en la modalidad de Sucesiones, se pretende bonificar el 99% de la cuota del impuesto para adquisiciones hereditarias por cónyuges, ascendientes, descendientes y adoptados. Asimismo, se mantendría la ya citada reducción autonómica (exención) de un millón de euros, para no perjudicar las adquisiciones hereditarias de hasta dicho importe, ya que, de otro modo, pasarían de no tributar a hacerlo por el 1%.

Además, en la modalidad de Donaciones, se quiere bonificar el 99% de la cuota del impuesto para adquisiciones por cónyuges, ascendientes, descendientes y adoptados. Desde el punto de vista del donante de bienes distintos del dinero (p.ej. inmuebles, o acciones) habría que analizar el impacto fiscal en el IRPF.

Por último, quedarían fuera de la bonificación del ISD las adquisiciones -por herencia o donación- entre hermanos, tíos, sobrinos o primos.

Estaremos muy atentos a la evolución, y concreción, de estas medidas que se acaban de anunciar.

Joaquín López Avellaneda                                                                                           Abogado en la oficina de Málaga del Área Fiscal de Martínez-Echevarría Abogados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here