Cerrar

La sequía agrieta la economía

La provincia abre el grifo de las actuaciones ante la falta de agua

Sequía

Los pantanos de la provincia de Málaga se encuentran al 16% de su capacidad

2023 fue, según Aemet, el sexto año más seco desde que se tienen registros históricos (1961). Hoy, los pantanos de la provincia están al 16% de su capacidad y la situación es de excepcional sequía según la Junta de Andalucía. Analizamos los proyectos que se ponen en marcha para hacer frente a la escasez de agua.

Marzo de 2022. Vida Económica titulaba en la portada de aquella edición que Málaga tenía sed. Semanas después, comenzó a llover. Quizá por esa relación causal, quizá porque no se esperan precipitaciones pronto, nos pareció el momento justo para volver a tocar el tema. La sombra de la sequía amenaza Málaga desde siempre. Y, aunque desde la pasada Navidad la escasez ha resonado con mayor urgencia, ya en verano se empezaron a cerrar algunas llaves de paso en la provincia.

La Axarquía, la más perjudicada

La Axarquía fue la primera gran comarca andaluza que tuvo que adoptar medidas ante la falta de agua. Comenzó por dejar sin servicio las duchas de las playas de Rincón de la Victoria, Algarrobo o Vélez-Málaga, siguiendo con la prohibición de usar agua potable para baldear las calles o regar los jardines en municipios como Torrox, Iznate o El Borge. Estos dos últimos también fueron de las primeras localidades en cortar el agua durante la noche junto a Vélez y Almáchar.

Las actividades turísticas, como el sector hotelero o los empresarios de playas, no prevén problemas de abastecimiento al menos hasta septiembre

Actualmente, con el pantano de La Viñuela (que abastece esta comarca) al 7,9% de su capacidad total, la Axarquía es la zona de Málaga que suma más municipios con cortes nocturnos. Jorge Martín, presidente de la Mancomunidad, señala que la falta de agua se está notando más en los municipios con mayor número de habitantes, pero insiste en que la sequía la está sufriendo toda la comarca.

“Hasta ahora hemos estado suministrando 200 litros por habitante y día, pero a raíz de la nueva medida tenemos que suministrar 160”, apunta Martín. Se refiere al ahorro que aprobó el Comité de Gestión de la Sequía de la Junta de Andalucía a principios de febrero, a través del cual el consumo de agua de uso urbano está limitado a 160 litros por persona y día en toda la provincia de Málaga, además de en los municipios pertenecientes al Campo de Gibraltar.

Sequía

“Con el IV Decreto de Sequía, para el consumo podemos estar sacando entre 22 y 25 hectómetros cúbicos nuevos, y para el regadío de la Axarquía, unos 22”, Fernando Fernández Tapia-Ruano, delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía en Málaga

Si nos fijamos en la agricultura de regadío, el escenario se recrudece. “Los agricultores son los que llevan más tiempo sufriendo”, afirma Martín. “Los municipios del valle de Benamargosa ya llevan año y medio que no se les suministra agua del pantano para riego. Solo están abasteciéndose con el agua de los terciarios de las depuradoras”.

Al otro lado de la provincia, en la Costa del Sol occidental, aún no han llegado los cortes de agua nocturnos, pero sí se ha reducido la presión durante la noche en los once municipios que integran esta Mancomunidad con el objetivo de no pasar de los 160 litros. Matilde Mancha, consejera delegada de Acosol, empresa pública perteneciente a la mancomunidad y que gestiona las aguas de la Costa del Sol occidental, también manifiesta que la situación es bastante igualitaria en toda la comarca. “La suma de las fuentes es para repartir entre todos. Todos vamos a tener las mismas proporciones”, indica. Eso sí, se adjudicará en función del número de habitantes de cada municipio, para lo que Acosol se fija en el censo y en la recogida de basuras. “El censo en esta zona es un poco difícil: aquí hay mucha gente que vive y no está censada”, explica Mancha. “Lo que hacemos es utilizar también un cálculo según los kilos de recogida de residuos. Así sabemos el número de habitantes de cada ciudad, y en función, el agua que va a necesitar”.

En la capital, el Ayuntamiento ya anunció en enero que se bajaría la presión de forma gradual durante unos cuatro meses para conseguir ahorrar un 20%. En algunas zonas, la aminoración del caudal comenzó antes y ha llegado al 50%, como en Campanillas, Palma-Palmilla, Guadalmar, San Julián, Plaza Mayor o Churriana.

Sequía

El consumo de agua está restringido en toda la provincia a 160 litros por habitante y día desde principios de febrero

 

 

Las restricciones

Sequía

Los sistemas Guadalhorce-Limonero, Axarquía-Viñuela y Costa del Sol occidental se encuentran declarados en situación de excepcional sequía y escasez grave por la Junta de Andalucía. En ellos, además de la obligación de reducir la aportación de agua a 160 litros por habitante y día, también están prohibidas actividades como el riego de parques públicos y privados con agua potable, lavar los coches fuera de los establecimientos autorizados o poner en servicio fuentes ornamentales que no dispongan de circuito cerrado, duchas y surtidores públicos. En cuanto al agua para uso industrial, el Comité de Gestión de la Sequía ha acordado una reducción del 20%.

Sequía
Benjamín Faulí. Técnico responsable de aguas en Asaja Málaga

«La situación es muy mala. Vamos a regar con lo que tenemos, intentar que no se sequen los cultivos y esperar que cambie el ciclo de lluvias. Por desgracia, no podemos aspirar a más»

 

 

 

Sequía
Manuel Villafaina. Presidente de la Asociación de Empresarios de Playa (Aeplayas)

«Se prevé que haya restricciones para verano. Todavía no tenemos, ni los cortes de 00 horas a 06 horas como en otros municipios, pero la previsión es que así sea»

 

 

 

Sequía
Carlos Pitarch. Vicepresidente de la Asociación Española de Campos de Golf

«Nosotros somos el 0,3% de la superficie de regadío de Andalucía. El 75% de los campos utiliza agua regenerada, y la parte que no lo hace es porque no tiene acceso a la misma»

 

 

 

Sequía
Antonio Rodríguez. Secretario provincial de COAG Málaga

«La alimentación se ha encarecido en torno a un 40%. Los forrajes incluso un 50%. Al igual que hay agua para la ciudadanía o el turismo, que también haya para abastecer a los animales»

 

 

El agua en los sectores productivos

El déficit hídrico no sólo se nota en el consumo ciudadano. Todos los sectores productivos, en mayor o menor medida, se ven afectados por la falta de agua. Agricultura, ganadería y turismo, de manera especial.

La sed del campo

Por ahora, el abastecimiento de agua para la población está garantizado. De hecho, según datos del INE, un español gasta de media al día 133 litros de agua, de los que solo dos son para beber. El resto se va por la cisterna del baño y en limpieza, cocina e higiene personal. “El consumo de agua lo tenemos garantizado para este verano en toda la Axarquía”, afirma Jorge Martín, presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Axarquía.

No tienen la misma suerte las ovejas o las explotaciones de cítricos en el Guadalhorce. Una cabra o una oveja bebe al día en verano unos 10 litros de agua, algo menos durante el invierno. “Todavía nos vamos apañando, pero si la primavera no es lluviosa, habrá que plantear un plan de choque para abastecer de agua al sector”, advierte Antonio Rodríguez, secretario provincial de COAG Málaga.

En el sector ganadero de la provincia, formado sobre todo por cabras de leche, ovejas y porcino blanco, no pueden aplicar un gran ahorro del recurso. “El agua en el ganado es para beber. Si necesitan unos litros al día, ¿les racionamos a la mitad? Entonces los animales se ponen enfermos. Ya no es que no produzcan, sino que enferman si no beben lo suficiente”, explica Rodríguez.

Situación similar la que hay en los cultivos. “En el Guadalhorce ya no se pueden cultivar hortalizas porque no hay agua”, señala Benjamín Faulí, técnico responsable de aguas en Asaja Málaga. Sin embargo, de nuevo es la Axarquía la zona más perjudicada. “Si en el Guadalhorce la situación es mala, aquí te puedo decir que es dramática”, se lamenta la misma fuente.
En la comarca axárquica existen entre 12.000 y 14.000 hectáreas de cultivos, que, mínimo, necesitan 50 hectómetros cúbicos de agua para poder regarse. Ahora mismo, los agricultores están usando agua regenerada proveniente de los tratamientos terciarios de las depuradoras, como las que hay en los municipios de Vélez-Málaga, Algarrobo o Torrox. Recientemente se ha sumado la nueva EDAR del Peñón del Cuervo, inaugurada a mitad de febrero. Pero incluso con la suma de todas las fuentes apenas se llegan a los 20 hectómetros cúbicos.

Antes de la sequía, a los agricultores se les daban unas dotaciones de agua según el tipo de cultivo. Por ejemplo, para los leñosos estaban destinados 5.300 metros cúbicos por hectárea y año provenientes del embalse de La Viñuela, mientras que para los hortícolas eran 4.500. La falta de agua ha hecho que ya lleven más de un año sin estas ayudas. “Nos iban reduciendo la dotación año tras año hasta que nos la han cortado”, indica Faulí. Como consecuencia, las cosechas han menguado drásticamente. El técnico de Asaja Málaga calcula que han bajado prácticamente el doble en dos años. Y sin kilos, tampoco hay facturación: la de los subtropicales se encuentra en el nivel de hace 10 años.

Sequía

Los proyectos en materia de agua de la Junta están divididos entre abastecer a la población y proporcionar recursos para el regadío

 

Tranquilidad hasta septiembre para el turismo

Por suerte, no todos los sectores lo están pasando tan mal. Los relacionados con el turismo han podido hacerse con provisiones de agua para aguantar, al menos, todo el verano. “Me consta que tanto los hoteles como los restaurantes están preparados y tienen sus reservas, por lo que no sufrirán mucho los cortes”, manifiesta Jorge Martín, presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Axarquía.

Aehcos, la patronal de los hoteleros malagueños, coincide. “Teniendo en cuenta las infraestructuras de depósitos y aljibes que tienen los hoteles, no están siendo afectados los mismos ni sus clientes, ni siquiera en aquellos municipios que están teniendo cortes de suministro o reducción de la presión”, señala Javier Hernández, vicepresidente ejecutivo de Aehcos. Aún sin caer gota de aquí a verano, los hoteleros tranquilizan con que el agua para el turismo está garantizada hasta septiembre.

En las playas, a excepción del corte de servicio en duchas y lavapiés, tampoco están teniendo mayores problemas. Lo único que destaca Manuel Villafaina, presidente de la Asociación de Empresarios de Playa (Aeplayas), es la menor presión y la prohibición de usar la manguera. Aunque desde la Administración y los ayuntamientos ya les están advirtiendo de que en verano seguramente haya que aplicar más restricciones. “Sobre todo cortes de agua a horas que no sean problemáticas para nuestros establecimientos, como de 12 de la noche a seis de la mañana”, apunta Villafaina, pero insiste en que no se esperan dificultades.

Los principales proyectos, en decretos

I Decreto de Sequía. Junio de 2021: mejora de la ETAP de El Atabal, mejora del bombeo de La Rosaleda, puesta en marcha de los pozos del río Chíllar, tratamientos terciarios en las depuradoras de Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Algarrobo y Torrox.

II Decreto. Marzo de 2022: ampliación de la desaladora de Marbella de seis a 12 hectómetros cúbicos, y construcción de la EDAR del Peñón del Cuervo.

III Decreto. Abril de 2023: construcción del bombeo de Rojas y tratamiento terciario en la EDAR de Nerja, que está ahora mismo en planificación.

IV Decreto. Enero de 2024: ampliación de la desaladora de Marbella de 12 a 20 hectómetros cúbicos, instalación de desalobradoras portátiles en los pozos del río Guadalmansa, Fuengirola y la ETAP de El Trapiche, y tratamiento terciario en la EDAR del Bajo Guadalhorce.

Sequía

La paradoja de los campos de golf

Un campo de golf necesita de media 250.000 metros cúbicos de agua al año para regarse. En una situación de ‘excepcional sequía’ como la que está viviendo Málaga, se puede pensar que el sector del golf será uno de los mayores perjudicados, o el primero que tendrá que cerrar el grifo. Sin embargo, desde el año 95 y precisamente a partir de la metasequía que sufrió la provincia, los campos de golf riegan con agua regenerada.

“En Andalucía, no hay ningún campo que riegue con agua potable”, destaca Pablo Mansilla, presidente de la Federación Andaluza de Golf. No todos riegan con agua regenerada (algunos lo hacen, por ejemplo, con agua de pozos o con dotaciones de comunidades de regantes), pero sí con agua no apta para el consumo humano. “Es importante porque nosotros no competimos contra la población, sino que necesitamos que las personas consuman agua”, aclara Carlos Pitarch, presidente del Comité Comercial de la Federación Andaluza y vicepresidente de la Asociación Española de Campos de Golf. Aun así, el sector también está aplicando medidas de ahorro, como reducir el consumo o regar únicamente las partes del campo que son esenciales para jugar.

En el sentido del abastecimiento, por ahora al menos, el golf no está sufriendo grandes complicaciones, aunque sí en la calidad de ese agua regenerada. El sistema de saneamiento de la Costa del Sol, que gestiona la empresa pública Acosol, es antiguo y está deteriorado, y en algunos puntos, las tuberías tienen fisuras. Esto provoca que el agua residual se ‘contamine’ con filtraciones del mar antes de llegar a la depuradora, por lo que el agua regenerada que posteriormente se suministra a los campos de golf está salinizada. “Esto quema en muchos casos la hierba de los campos de golf”, advierte Mansilla.

Sequía Son las administraciones públicas las que tienen la competencia para arreglar y modernizar el sistema de abastecimiento de la Costa del Sol. También para aprovisionar de tratamientos terciaros a las depuradoras para que se pueda contar con agua regenerada. Los pocos campos en la provincia que no usan este tipo de agua es porque no están dentro de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, y por lo tanto, no tienen acceso al sistema de Acosol. “Las depuradoras que tendrían que darle agua a esos campos no tienen sistema terciario, o si lo tienen, se está construyendo ahora o se acaba de construir”, indica Pitarch.
Actualmente, el 75% de los campos de golf de Andalucía riegan con agua regenerada. Pitarch asegura que, el día que todos cuenten con las depuradoras preparadas y las canalizaciones necesarias, ese porcentaje se convertirá en el 100% del golf.

El 70% de la inversión destinada a Málaga para actuaciones hídricas ha sido para la Axarquía

¿Qué es qué?

Sequía

Desalobradora portátil: Es un aparato o máquina que extrae agua de pozos, la potabiliza y la inyecta a la red de distribución.

ETAP: Estación de Tratamiento de Agua Potable. Son instalaciones donde se recibe el agua procedente de las distintas captaciones para ser tratada y distribuida posteriormente.

EDAR: Estación Depuradora de Aguas Residuales. Comúnmente se les llama depuradoras. Se trata de una instalación en la que se recogen las aguas residuales de una industria o población para tratarlas antes de enviarlas de nuevo al mar o río.

Tratamiento terciario: Es un módulo que se le adosa a las depuradoras para conseguir una limpieza más exhaustiva del agua.

Agua regenerada: Es el agua que se obtiene tras tratarla en los tratamientos terciarios de las depuradoras. Con ella se puede regar, por ejemplo, los campos de golf y los cultivos.

scroll to top