Cerrar

El contenedor marrón llega a Andalucía: 300 municipios ya solicitan subvenciones

Almacenará biorresiduos domésticos y será una división del tradicional contenedor gris

¿Qué puedo echar en el contenedor marrón?

Prueba piloto del contenedor marrón en Madrid. (EP).

El contenedor marrón deberá estar instalado en los municipios de España antes de enero de 2024. Y en esas está Andalucía, que dentro de su Anteproyecto de Ley de Economía Circular prevé la implantación de este nuevo método de recogida separada de residuos. En concreto, almacenará biorresiduos domésticos y será una división del tradicional contenedor gris. ¿Qué puedo echar en el contenedor marrón? Restos de alimentos (cáscaras de huevo, espinas de pescado, etc.) o papel de cocina usado. Nada de pañales, toallitas húmedas, arena de mascotas o restos de un plato roto. De momento, según la consejera de Agricultura y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, en torno a 300 municipios de 300 municipios de mas de 5.000 habitantes de toda la región han solicitado las ayudas convocadas para su implantación. 

Y es que la Consejería, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, está poniendo en circulación las subvenciones procedentes de los fondos del Next Generation. En concreto hasta 78 millones de euros, por medio de cuatro líneas específicas en materia de economía circular: mejora de las plantas de tratamiento, construcción de nuevas instalaciones para el reciclado de residuos separados, diseño de espacios para el tratamiento de biorresiduos e implantación de nuevas recogidas separadas. Para estas dos últimas, vinculadas a la instalación de este nuevo depósito, se reservan en torno al 80% del total del presupuesto, según fuentes del Gobierno autonómico

Se estima que alrededor del 40% de una bolsa de basura contiene biorresudios. La idea es generar compost, un abono fabricado a partir de la putrefacción y fermentación de estos biorresiduos, aunque se pretende dar un paso más hacia la generación de biogás. Así, una vez transformado, puede usarse como fertilizante o como generador de energía. La iniciativa andaluza no es la pionera, Euskadi, Navarra, Cataluña o Madrid ya han puesto en funcionamiento proyectos pilotos sobre el contenedor marrón y todas responden al mismo motivo: una normativa europea marca que los desechos municipales depositados en vertederos deben reducirse al 10% en 2035, lo que obliga a las entidades locales a dotarse de infraestructuras que mejoren la presentación de estos servicios. 

Con ese objetivo, ya la Unión Europea marcaba, antes de la irrupción del coronavirus, la instalación del contenedor marrón en los municipios de los países miembros antes de que acaba 2023. El Gobierno central también prepara su Anteproyecto de Ley de Residuos, cuya implantación ha retrasado la crisis sanitaria. En cualquier caso, en algunos puntos de Andalucía ya es común ver un nuevo contenedor en el callejero. Antes, gris, amarillo y verde; ahora, marrón para los biorresiduos domésticos con el objetivo de alcanzar la sostenibilidad y frenar el cambio climático tan acelerado en los últimos años. 

scroll to top