Cerrar

«En Málaga, el problema de abastecimiento quedaría resuelto con tres grandes desaladoras»

Hablamos con Francisco Leal, socio fundador de Ly Company con más de 20 años de trayectoria en el sector de la ingeniería y el tratamiento de aguas

desaladoras Málaga

"El problema que tiene Málaga con la sequía es de muy sencilla solución"

La sequía en Málaga se ha convertido en un verdadero problema. Con los pantanos de la provincia al 16% de su capacidad y sin una previsión de lluvia que los recupere, ya son varios municipios los que conviven desde hace unos meses con cortes de agua varias horas al día. Sobre todo se ubican en la Axarquía, donde el embalse que alimenta esta zona, el de La Viñuela, no llega ni al 7,5% de su capacidad, por lo que ya se considera presa muerta. 

Ante esta situación, una de las soluciones más barajadas para poder salvar el abastecimiento de agua en Málaga es la construcción de desaladoras. Se lleva hablando ya unos años, pero cuando realmente se ha puesto en marcha el proyecto en el municipio de Vélez-Málaga ha sido ahora. «Hace tres años deberíamos haber estado en la fase en la que estamos ahora», lamenta Francisco Leal, socio fundador de Ly Company junto a Curro Rodríguez. Antes de embarcarse en la creación de esta empresa trabajaba como ingeniero en tratamiento de aguas, llegando a acumular más de 20 años de experiencia en el sector. «El problema que tiene Málaga con la sequía no es imposible de solucionar, en absoluto. Es de muy sencilla solución».  

¿Cuánto cuesta construir una desaladora? 

Construir una desaladora no es una inversión multimillonaria. Es algo que se hace continuamente. En países áridos, como Arabia Saudí o Israel, existen desaladoras. Son zonas mucho más áridas que Málaga y no tienen problema de agua. El precio medio de construcción de una autovía en España está en unos seis millones de euros el kilómetro. En Málaga, el problema de abastecimiento, tanto de la Axarquía como de la capital y la Costa del Sol, quedaría resuelto con tres grandes desaladoras. Podemos estar hablando, en números grandes, de 200 millones de euros entre las tres. Son presupuestos que no son una barbaridad para la Administración pública. 

«Si quieres solucionar el problema 100%, se hacen desaladoras más grandes»

Entonces, ¿cuál es el verdadero problema? 

Que como en todo este tipo de infraestructuras, vamos tarde. Es algo que se tenía que haber puesto en marcha hace cuatro años. Una obra pública tiene un trámite que hace que sea poco ágil su ejecución. Al final te encuentras con tres años hasta que tienes una desaladora activa. 

Pero la construcción de una desaladora en Málaga se escucha desde hace un par de años.. 

El tema de construir una desaladora en Málaga lleva merodeando años, pero nunca se ha llegado a materializar. Ahora es cuando le han visto las orejas al lobo. Hace un par de años se empezó a hablar de que se iba a hacer una desaladora en Vélez. Pero esa lentitud de la burocracia, de las adjudicaciones, de estudiarlo, de sacarlo a licitación… Es mucho más lento que la rapidez con la que necesitamos actuar. Realmente cuando se ha empezado a poner en marcha ha sido ahora. 

¿Por qué Málaga cuenta únicamente con una desaladora?

Málaga siempre ha tenido agua. Se escucha que la sequía son periodos que duran X años y que siempre se han pasado. El último periodo de sequía que hubo supuso un estrés hídrico y una preocupación en la población, pero no llegó la sangre al río porque esa Málaga no es la misma que la de hoy en día. No tenía la población que tiene hoy, la demanda turística ni los recursos que alimentar actuales. Ahora, la ‘Málaga de moda’ y que todo el mundo se quiera venir a vivir tiene un precio. Tienes que alimentar de recursos y servicios a toda esa gente que va a venir. También queremos ser la referencia turística, pero no puedes ser la referencia y que a las diez de la noche tengas que cortar el agua.

«Es algo que se tenía que haber puesto en marcha hace cuatro años»

¿Qué calidad para el consumo tiene el agua de una desaladora? 

Es un agua de excelente calidad. La mejor agua que te puedes beber es la procedente de una desaladora, porque ha pasado por un sistema de filtración muy exigente. Hay mucha gente que por desconocimiento le tiene rechazo, y muchas veces se bebe agua de mar sin saberlo. Por ejemplo, en los cruceros. Las desaladoras no tienen productos químicos que aporten al agua, excepto los productos que son para la limpieza de las membranas y la limpieza interna de la desaladora, pero no existen reactivos químicos que se estén dosificando al agua. 

¿Y en cuanto al medioambiente? ¿Las desaladoras producen algún tipo de impacto medioambiental?

Al mar devuelves el agua de rechazo que las membranas no han sido capaz de desalar. Esta lleva su sal más la sal del agua que sí se ha desalado. Es la salmuera, un agua con mucha concentración de sal. Pero la devuelves al mar a través de unos emisores submarinos que están calculados para que la concentración no recaiga en un único punto, sino que se esparza por la zona. Muchas veces incluso esos emisores submarinos se combinan con emisarios procedentes de plantas residuales, que es agua dulce. No es algo que afecte al ecosistema marino. Lo que devuelves al mar es agua salada, nada más. 

¿Los costes de explotación son muy elevados? 

Los costes de explotación en la desalación de agua de mar están muy muy optimizados, hasta el punto de que el coste energético que se necesita para poder desalar agua se ha reducido mucho gracias a la tecnología de las membranas sobre todo. Además, las desaladoras se complementan con paneles fotovoltaicos. 

«La ‘Málaga de moda’ y que todo el mundo se quiera venir a vivir tiene un precio» 

¿Con tres desaladoras se solucionaría el abastecimiento? 

Todo depende del volumen de tratamiento que les des. Si quieres solucionar el problema 100%, se hacen desaladoras más grandes. Por tamaño no es problema. Por ejemplo, la desaladora de Melbourne produce 400.000 metros cúbicos de agua desalada al día. La de Barcelona creo que está en 260.000. Lo bueno también que tienen este tipo de proyectos es que son modulares, es decir, que se pueden ampliar. La infraestructura que se haga se puede prever con espacio libre suficiente para ir añadiendo conjuntos de membranas que traten caudales determinados de agua. Yo por ejemplo en Fuerteventura hice una ampliación de la desaladora que tenían en ese momento con la que multipliqué por dos su capacidad.  

¿Qué otros proyectos ayudarían a paliar el problema?

Hay que optimizar los recursos que tenemos. Por ejemplo, el tema de las playas. En verano es un consumo de agua brutal. El año pasado de hecho algunos municipios se vieron obligados a cortar el agua de las duchas. Además, la gente les da un mal uso. Al final, las duchas de las playas se utilizan para limpiar los juguetes del niño, los enseres que se hayan llevado a la playa, para quitarse la arena de los pies… Pero luego llegas a tu casa y te duchas, por lo que haces un doble consumo de agua. ¿Por qué suministrar agua dulce a las duchas de playa cuando tienes el mar ahí? Alimentemos las duchas con agua salada.  

¿Cómo se podría hacer eso? 

Poner ese sistema es muy sencillo. Estamos hablando simplemente de hacer una captación del agua del mar hacia una infraestructura que puede estar semienterrada en la misma playa. Ahí tenemos un depósito, cloramos ese agua y, con un grupo de presión, la metemos en toda la red de duchas. Así se cumplen con las necesidades que tiene la gente y no se eliminan las duchas de las playas. Pero nos encontraremos en verano con el mismo problema. Si se quiere resolver hay que actuar ya, porque ya vamos tarde.   

scroll to top