Cerrar

Málaga: un espejo en el que mirarse

málaga

Carolina España. Consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía

Málaga ha sido en las últimas dos décadas ejemplo de crecimiento y de progreso y ahora es uno de los pilares que sustentan la transformación de la comunidad andaluza. Es una de las provincias más atractivas de España para vivir, para trabajar y para invertir y uno de los máximos estandartes de la Marca Andalucía. Su capital ha sido elegida por la revista Forbes como la mejor ciudad del mundo para vivir.

En la última década ha protagonizado el mayor crecimiento poblacional de España junto con Madrid, con más de 300.000 residentes nuevos. Un crecimiento espectacular que avala el desarrollo económico y social de esta provincia, que concentra el 20,2% de la población andaluza. Málaga crece por encima de la media andaluza y española en la atracción del turismo, en porcentaje de empresas no agrarias, en cuanto al peso de la construcción en su economía, o en el crecimiento de número de personas inscritas en la Seguridad Social, entre otros muchos parámetros.

Es una provincia que ha sabido creer en sí misma y en la que el Gobierno de la Junta de Andalucía cree con firmeza: Jamás antes se había invertido tanto en Málaga y en los malagueños por parte de la administración andaluza. En los presupuestos de 2024 se contemplan 615,6 millones de euros de inversión provincializada en Málaga, una cantidad que supone un 15,9% del total de los presupuestos provincializados andaluces y 148 millones de euros más con respecto a los presupuestos de 2023 (462 millones de euros si se compara la cifra con las cuentas de 2019, cuando las partidas provincializadas para Málaga ascendieron a 153 millones de euros). Desde la llegada de Juanma Moreno se han invertido en la provincia más de 2.000 millones de euros.

Son datos que muestran que tanto los malagueños como el resto de andaluces tienen en el Gobierno de Juanma Moreno un aliado para transformar esta tierra y seguir generando empleo, oportunidades, riqueza y progreso, con un claro apoyo al emprendimiento y la inversión. A ello responde nuestra política económica y fiscal. En Andalucía tenemos claro que el dinero debe de estar en el bolsillo de los ciudadanos. Así, hemos apostado por una revolución fiscal basada en seis bajadas de impuestos (está prevista una séptima bajada de impuestos para un futuro no muy lejano); por la simplificación administrativa (con tres decretos de simplificación y uno más que se aprobará próximamente); por entidades como la Unidad Aceleradora de Proyectos y por agencias como Andalucía TRADE, la que será a partir de 2024 la ventanilla única para los empresarios andaluces. Hemos creado un ecosistema atractivo tanto para el ciudadano como para atraer la inversión, a las empresas que son, en definitiva, las que generan el empleo. Nuestros ingredientes: estabilidad institucional y presupuestaria, seguridad jurídica… en definitiva, confianza. Un ecosistema que es percibido a nivel nacional e internacional y que ya se ha convertido en el es espejo en el que se miran otras comunidades.

Carolina España
Consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía

scroll to top