La CEM apuesta por las empresas para superar las crisis económica del COVID-19

La CEM ha celebrado la Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Empresarios de Málaga, en la que se han analizado las principales claves empresariales del último ejercicio 2019.

El presidente y la vicepresidenta Ejecutiva-Secretaria General de CEM, Javier González de Lara y Natalia Sánchez Romero, respectivamente.
El presidente y la vicepresidenta Ejecutiva-Secretaria General de CEM, Javier González de Lara y Natalia Sánchez Romero, respectivamente.

E.P. La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) ha apostado por la empresa “como solución” a la crisis del COVID-19. Así lo han manifestado durante la celebración por vía telemática de la Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Empresarios de Málaga.

El presidente y la vicepresidenta ejecutiva-secretaria general de CEM, Javier González de Lara y Natalia Sánchez Romero, respectivamente, han conducido el acto, en el que se han analizado las principales claves empresariales del último ejercicio 2019, al tiempo que se han planteado líneas de actuación para el futuro de la organización.

González de Lara ha incidido en “el importante impacto” de la crisis sanitaria del COVID-19 en un momento en el que la economía malagueña, en línea con su entorno, “mostraba un restablecimiento socioeconómico muy razonable, especialmente en la recuperación del empleo, el impulso turístico o el incremento de las exportaciones, además de continuar siendo líder en creación de empresas en Andalucía”.

En marzo, sin embargo, según ha recordado el presidente de CEM, esta trayectoria “se vio truncada por la emergencia sanitaria”, que conllevó la declaración del estado de alarma y con ella el cierre empresarial de numerosas actividades, a excepción de los servicios esenciales, que se ha prolongado parcialmente hasta mediados de mayo.

Así, González de Lara ha valorado que la capacidad de respuesta de las empresas malagueñas y andaluzas “ha quedado claramente demostrada, así como su compromiso social y su voluntad de diálogo”.

“Nosotros los empresarios, somos los sanitarios de la gestión de la crisis económica y social que nos ha traído esta pandemia”, ha afirmado, añadiendo que, sin embargo, para “volver a la normalidad de siempre, no será suficiente con la suma de esfuerzos del tejido productivo”.

En este punto, González de Lara ha recordado que “es necesario, más que nunca”, poner a la empresa en el centro de las políticas económicas y sociales, recordando que “hacen falta ante todo certeza económica, certidumbre jurídica y racionalización normativa, o lo que es lo mismo: estabilidad institucional y entornos de confianza”.

De igual modo, se ha referido al actual clima de confrontación política, manifestando su rechazo ante las iniciativas tomadas al margen del diálogo social. Además, ha recordado “la necesidad de apostar por medidas consensuadas con la finalidad de agilizar la recuperación de la actividad económica y del empleo”.

Retos
Por otro lado, la asamblea de CEM ha reflexionado acerca de los retos a los que se enfrentan las empresas y autónomos. “En la compleja situación actual, la recuperación requiere de medidas urgentes encaminadas a garantizar la liquidez de pymes y autónomos, aprobar moratorias fiscales, favorecer la flexibilidad laboral con la adecuada prórroga de ERTE, impulsar el pago a proveedores de las Administraciones, clarificar y simplificar normas, al tiempo que agilizar trámites administrativos”, han afirmado.
Asimismo, han incidido en que también se enfoca al medio y largo plazo, recordando que, “para hacer sólida la recuperación más allá de los primeros meses, se precisan medidas de calado que engloben una modernización de nuestras estructuras productivas, con énfasis en la industria, la innovación y las nuevas tecnologías, que tan determinantes se han mostrado en la presente crisis sanitaria”. Todo ello, han continuado, “sin olvidar la puesta en marcha de iniciativas de apoyo a la industria turística”.
Por último, la Asamblea General ha valorado “el enorme esfuerzo” realizado por la organización en estos pasados meses trasladando información permanentemente a los asociados –casi 150 circulares, más de 470 inserciones en la web–, resolviendo incidencias y consultas –más de 4.000– y reivindicando las necesidades empresariales, en cada momento, ante las distintas administraciones públicas.