El Pimpi se reinventa y opta por el servicio a domicilio para sus clientes

El Pimpi, uno de los iconos de la ciudad con más de 40 años de experiencia en el sector de la gastronomía, tuvo que cerrar sus puertas debido a la pandemia mundial vivida en los últimos meses causada por el Covid-19.

Muestra de la gastronomía de El Pimpi.
Muestra de la gastronomía de El Pimpi.

Entre las paredes de El Pimpi se disfruta del más puro ambiente andaluz, de la tradición y culturas propias del sur de España y de una gastronomía típica malagueña. Además, posee su propia huerta: la Huerta del Paraíso, la cual abastece con toda su producción a la Bodega.

Ante la nueva situación, El Pimpi ha decidido buscar nuevas alternativas y reinventarse para llevar esta esencia a las casas de los malagueños, optando por el servicio de comida a domicilio, siempre respetando la calidad de sus productos y apostando por el producto fresco, local y de temporada.

Con este nuevo modelo de negocio recuperan en torno a unos 10 puestos de trabajo, ya que una de sus prioridades es reincorporar paulatinamente a su plantilla, compuesta por más de 160 trabajadores.

Una amplía oferta, a domicilio

En su oferta gastronómica a domicilio (food delivery) y para recoger (take away), el cliente podrá encontrar las referencias más típicas de nuestra gastronomía como el jamón de castaña, la ensaladilla rusa, las croquetas del puchero y como no, los vinos de nuestra tierra. Además, esta oferta se complementa con la fusión de sabores japoneses y malagueños de La Sole del Pimpi, que su chef Juanjo Perles ha seleccionado cuidadosamente para que el cliente disfrute de una experiencia única en casa.

Para los más golosos, cuentan con la oferta de helados artesanales de LaCaló, donde destacan sabores muy malagueños como el helado de Málaga Virgen, de torta de algarrobo o el de Loca.

El horario de pedidos, tanto para El Pimpi como La Sole es de martes a domingo de 13:00- 16:00 y de 20:00 a 23:00 y en la heladería de LaCaló de lunes a domingo de 15:30-23:00

En cuanto a las medidas de seguridad e higiene, todo su personal cuenta con los equipos de protección indicados por los organismos oficiales y a la hora de la elaboración, envasado y entrega se hace bajo las estrictas medidas de seguridad sanitaria.

En el ámbito de la especialización en tecnología y food delivery, han apostado por unirse a la empresa malagueña Booh Food, a través de su línea Booh! Cloud, que ofrece a los restaurantes un servicio de integración 360º para que los clientes puedan realizar pedidos por todos los canales existentes (Plataformas online, Plataforma BOOH! y pedidos telefónicos), para adaptar su propuesta gastronómica al formato delivery y take away.

Booh Food dispone, además, de un servicio de reparto Premium que garantiza que los pedidos de comida lleguen en óptimas condiciones, y que es realizado por la startup malagueña Happy Box.

Los malagueños podrán realizar los pedidos a través de las apps Uber Eats y Glovo o del servicio de call center en el teléfono 951615330. En los próximos días, estarán disponibles las plataformas de Just Eat y Deliveroo y, más adelante su propio canal, BOOH! App.