¿Cómo ha afectado el coronavirus al PTA?

Antes de que se decretase el estado de alarma, decenas de empresas y la propia institución del parque pusieron en marcha medidas de prevención para la seguridad de sus trabajadores.

Sede Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).
Sede Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

La crisis del coronavirus ha afectado a todos los sectores de la economía y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) no es una excepción a este problema mundial: “Las empresas del PTA están viviendo preocupadas esta pandemia. Muchas de ellas son multinacionales y tienen una visión especialmente amplia y global del problema”, apuntan desde el PTA.

En el mundo empresarial, voces como ‘flexibilidad’, ‘velocidad’ o ‘ductilidad’ han adquirido un gran protagonismo en esta crisis: “Las empresas del parque están demostrando una enorme capacidad de adaptación y agilidad para lograr mantener la actividad en estos momentos”. Una de las claves de esta capacidad de sobreponerse a la situación ha sido el teletrabajo. Se estima que más del 80% de las compañías alojadas en el parque han implementado este sistema. “El teletrabajo se ve favorecido en gran medida por su liderazgo tecnológico”, explican desde el PTA.

Además, tras el cierre de todas las actividades consideradas no esenciales, es importante destacar el siguiente dato: de las 20.000 personas que trabajan en el Parque, 18.000 lo siguen haciendo, pero desde casa.

Antes de que se decretase el estado de alarma, decenas de empresas y la propia institución del parque pusieron en marcha medidas de prevención para la seguridad de sus trabajadores: “Cancelamos eventos y se aplicaron medidas de distanciamiento social, priorizando el teletrabajo”. Con la llegada del estado de alarma, se han fijado “escrupulosamente” las normas y recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias.

La lucha de las empresas contra esta crisis sanitaria

Desde la dirección del PTA se puso en marcha un comité de emergencia formado por las empresas que concentran más del 60% de los trabajadores del parque. “Con ellas se mantiene una comunicación permanente para coordinar y actualizar todas las medidas necesarias que requiera cada momento”. Además, varias de las entidades alojadas han emprendido iniciativas para contribuir a la gestión de la crisis y hacer frente a esta situación.

Por ejemplo, Ingenia ha decidido liberar como software libre su producto “eCaller Epidemias”, facilitando gratuitamente a las organizaciones sanitarias el despliegue de aplicaciones para el diagnóstico y seguimiento de los brotes de COVID19, permitiendo así tener una visión de la magnitud del brote, establecer medidas de control y evitar la congestión de los centros de coordinación de emergencias.

Por otro lado, Grupo Premo está coordinando la búsqueda de piezas en el mundo para fabricar respiradores.

La Universidad de Málaga ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias impresoras 3D para la producción rápida de materiales necesarios en la lucha contra el coronavirus. “Algunas de estas máquinas se encuentran en el Edificio de Institutos Universitarios de Investigación que la UMA tiene en el PTA”, explican desde el parque.