Turismo Costa del Sol garantiza a empresarios acciones de apoyo “extraordinarias”

Traslada al sector que ampliarán el Plan de Turismo Senior como medida de estímulo y ayuda económica.

Turistas durante el comienzo del estado de alarma.
Turistas durante el comienzo del estado de alarma.

E. P. El presidente de la empresa pública Turismo y Planificación Costa del Sol, Francisco Salado, ha enviado una carta al sector turístico provincial en la que muestra su “enorme gratitud” por el esfuerzo realizado por el mismo en esta crisis sanitaria del Coronavirus y en la que garantiza que la entidad pondrá en marcha acciones promocionales y actividades de apoyo “extraordinarias, a la altura de lo extraordinaria situación” actual.

Salado sostiene en la misiva que la parte privada del sector turístico “ya está asumiendo los riesgos y los efectos de una crisis cuya duración e impacto aún nos son desconocidos”. Por otro lado, la parte pública, asegura, “trabaja con denuedo para paliar, en la medida de lo posible, los efectos de esta crisis en la principal industria” de la provincia de Málaga.

Entre otras medidas, traslada al sector que ampliarán el Plan de Turismo Senior como medida de estímulo y ayuda económica de impacto inmediato en el sector hotelero de la provincia; y desde el Patronato Provincial de Recaudación ya se trabaja, en colaboración con los ayuntamientos, en una posible exención fiscal de algunas tasas e impuestos municipales para las empresas turísticas.

Asimismo, se ha suspendido la cuota de 2020 a los asociados de Turismo y Planificación Costa del Sol; y se ha elaborado un dossier en el que se recopilan las medidas de ayuda a los empresarios aprobadas por las diferentes administraciones en los últimos días.

“No es más que el inicio de una cascada de medidas en las que ya trabajamos, y que durante estos días y semanas iremos perfeccionando y adaptando a las circunstancias”, señala Salado, quien lamenta que la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 “haya golpeado de lleno la actividad económica” de la provincia de Málaga.

En este sentido, recuerda que en vez de iniciarse una “excelente temporada alta” la situación ha motivado adoptar medidas “drásticas que vacían los hoteles y establecimientos turísticos”. Algo que, no obstante, ha dicho: “Lo hacemos convencidos de que el objetivo ahora es el de salvar vidas. Ante tamaño esfuerzo, lo único que cabe es la gratitud”.

Tras agradecer a los empresarios turísticos de la provincia que estén “a la altura” y el haber actuado “con firmeza y determinación en unos días cargados de incertidumbre”, Salado subraya el “compromiso, en la medida de vuestras posibilidades, de ofrecer los establecimientos hoteleros y alimentos para contribuir a esta guerra sanitaria que nos obliga, como sociedad, a luchar con todos los recursos disponibles”.

Todo ello, además, “en una situación de inseguridad económica muy complicada, con vuestros negocios paralizados y dejando de percibir ingresos mientras muchos de los gastos aún se mantienen. Por eso, de la gratitud debemos pasar a los hechos”.

El funcionamiento de Turismo y Planificación Costa del Sol se ha sustentado siempre en la colaboración público privada, subraya el presidente de la entidad, quien recuerda que precisamente esto ha permitido “un avance en la excelencia turística y de los servicios del destino”.

Salado traslada a los empresarios la predisposición de la empresa pública de turismo: “Siempre abiertos a las necesidades que nos planteéis, porque todas estas medidas sólo tendrán sentido de la mano del propio sector. Os animo, por tanto, a hacerme llegar cuantas ideas o propuestas consideréis oportunas ejecutar o llevar a cabo bien desde esta entidad o desde cualquier otro ámbito de acción”.

En este punto, advierte de que la Diputación de Málaga va a ser “muy reivindicativa y exigente con el resto de administraciones para que, una vez volvamos a la normalidad, se desarrollen aquí medidas económicas de calado que nos ayuden a remontar la situación”.

“Aún no sabemos las dimensiones de esta crisis; pero lo que sí puedo garantizar es que la fortaleza de la Costa del Sol será un magnífico punto de partida para superar sus efectos y para retomar, con más brío si cabe, el modelo de excelencia turística que siempre nos ha definido; unidos empresarios y administraciones, codo con codo, para que nuestra tierra siga siendo un destino de referencia”, concluye Francisco Salado.