Málaga está de moda. La ciudad ha vuelto a convertirse en la capital nacional de las tendencias y en el escaparate perfecto para conocer las últimas colecciones de la alta costura local, las firmas destacadas y los jóvenes diseñadores. Cientos de personas se reunieron este viernes y sábado a lo largo de los 300 metros de pasarela, la más larga de Europa. Un espectáculo, la Pasarela Larios Málaga Fashion Week, que se ha convertido en un referente en el panorama del diseño y que atrae a más de 30.000 personas.