El Real Club de Golf Guadalmina rebosaba estilo. Pajaritas, vestidos largos y elaborados peinados inundaban los jardines de este exclusivo lugar en una noche muy especial. La 36ª edición de la gala benéfica organizada por la Asociación Española contra el Cáncer de Marbella ha reunido este verano a más de 500 personas por una buena causa: recaudar fondos para la adecuación de su nuevo centro de día en la ciudad, destinado a ayudar a pacientes y familiares.

Gala contra el cáncer celebrada en Marbella.
Gala contra el cáncer celebrada en Marbella.

La velada comenzó con el riguroso ‘photocall’, por el que pasaron numerosas caras conocidas, recibidos por Maika Pérez de Cobas, presidenta de AECC Marbella, y Francisco Aguilar, el presidente provincial de AECC. El expresidente José María Aznar junto a su mujer Ana Botella, la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada o la princesa Beatriz de Orleáns fueron algunos de los rostros que se dejaron ver por el club de golf. Tampoco faltaron Carmen Lomana, Jaime Ostos, Elsa Anka o el grupo Dvicio.

Actuación del grupo Dvicio.
Actuación del grupo Dvicio.

Tras disfrutar de un cóctel, los invitados pasaron a la zona de cena, iluminada y decorada en especial para la ocasión junto a la piscina, donde comenzó el espectáculo con la actuación del equipo olímpico de natación sincronizada. La gala comenzó con Ana Obregón y Boris Izaguirre en el escenario, listos para dar paso a una noche en la que no faltaron sorpresas. «Buenas noches Marbella, gracias a todos por vuestra generosidad», decía una espectacular Ana Obregón, ataviada con un largo y vaporoso vestido floral en tono azul. En las mesas, con centros diseñados por Ágatha Ruiz de la Prada, no faltaban las ensaladas de bogavante y popietas de lenguado con langostinos, que dieron paso al jarrete de ternera, una creación del chef estrella Michelin Javier Aranda.

El expresidente José María Aznar y su mujer Ana Botella.
El expresidente José María Aznar y su mujer Ana Botella.

A la vez que los invitados degustaban los platos, comenzó la gran subasta con más de 800 regalos donados por diferentes empresas. Joyas, tratamientos de belleza, obras de arte, muebles de diseño, billetes de avión, entradas a festivales o vestidos fueron algunos de las adquisiciones de los asistentes, dispuestos a hacer gala de su solidaridad. Los selectos platos dieron paso a la barra libre, que animó el espíritu de fiesta de los invitados hasta la madrugada. El cantante Francisco y el DJ Jacobo Ostos pusieron la nota musical de la fiesta solidaria, que volvió a conseguir su principal y único objetivo: unir fuerzas contra el cáncer.