Fujitsu desvela cómo serán los puestos de trabajo en 2025

Los millennials representarán más del 50% de la fuerza laboral y redefinirán la cultura corporativa en torno a modelos de trabajo flexibles, abiertos y colaborativos.

Antonio Díaz, director de Preventas Digital Workplace de Fujitsu

Fujitsu ha realizado un estudio con la consultora PAC donde se han entrevistado a 1.278 altos responsables de la toma de decisiones de organizaciones y del sector público en Europa, incluyendo España, Oceanía y América del Norte. De éste, se ha extraído importante información sobre como los CxO planean cerrar la brecha digital en su entorno laboral actual y como diseñan su estrategia de respaldo frente a las demandas de negocio en 2025.

Así, el informe define cómo será el puesto de trabajo en el 2025. Los millennials representarán más del 50% de la fuerza laboral y redefinirán la cultura corporativa en torno a modelos flexibles y abiertos, a la colaboración y a los datos. El trabajo en remoto y los freelance se establecerá como la norma, y las empresas modificarán drásticamente el tamaño y la apariencia de la oficina donde debe prevaler un nuevo enfoque de salud y bienestar. De ahí que la tecnología desempeñará un papel vital para ayudar a las empresas a permitir este cambio, respaldando nuevos modelos de colaboración y co-creación a la vez que ofreciendo una experiencia de usuario segura, inteligente y altamente personalizada. Pero ¿Qué piensan los máximos responsables de las empresas de todo esto? Se podría concretar en 5 puntos fundamentales:

  1. Primero, una transformación del puesto de trabajo adaptado al estilo de vida actual. Los puestos de trabajo de hoy no están configurados para admitir el trabajo flexible. De ahí, que el 66% admita que tienen menos de un 10% de su fuerza laboral de forma temporal o freelance. Sin embargo, de cara a 2025, muchas empresas experimentarán este importante cambio porque lo que se busca es un equilibrio entre trabajo y vida personal. De hecho, un 70% aseguran que pondrán en marcha políticas corporativas para mejorar el equilibrio entre trabajo y vida personal de sus empleados.
  2. Segundo, el puesto de trabajo inteligente. El estudio muestra como cerca del 63% de los participantes afirmaron que la interoperabilidad con tecnología obsoleta, es un desafío “importante” para la productividad, especialmente por la falta de acceso a herramientas de productividad. Por ello, la inteligencia artificial remodelará por completo el negocio, los asistentes virtuales inteligentes se convertirán en un punto clave y la autenticación biométrica, proporcionará un enfoque de seguridad más efectivo y menos intrusivo.
  3. Tercero, un workplace de bajo impacto ambiental. Uno de los factores de éxito clave para apoyar el trabajo remoto es permitir una colaboración efectiva. 
  4. Cuarto, un puesto de trabajo sin límites. Una de las características cada vez más comunes de las estrategias de innovación empresarial es que las organizaciones busquen fuentes de inspiración en el exterior. Se rompen las barreras tradicionales entre los sectores, las compañías trabajan en asociacióncon start-ups o con empresas de otros sectores y regiones. 
  5. Quinto, un workplace cross generacional. Para muchas empresas, atraer nuevos talentos plantea una nueva serie de desafíos. Los trabajadores nativos digitales están buscando diferentes trayectorias profesionales, incentivos, prácticas de trabajo y entornos, que a los construidos durante los últimos 50 años. 
¿Qué pasa en España?

Para el año 2025, al igual que en el resto de los países encuestados, nuestros millennials
representarán la mayoría de la fuerza de trabajo en España. Por ello, el puesto de trabajo se va abriendo a una mayor colaboración. A día de hoy, no cumple con sus expectativas. Un 80% afirman que sus prácticas actuales no son suficientemente flexibles para sacar lo mejor de su trabajo, mientras que más del 92% señala que la tecnología actual está reteniendo la creatividad y productividad de los empleados. Por otro lado, un 30% de los líderes empresariales y de TI, admiten que su enfoque actual está teniendo un impacto negativo en su capacidad para adaptarse a un entorno cambiante. Y uno de los aspectos más importantes a destacar es la ciberseguridad, que actúa como un freno en la productividad. Un 71% afirma que es preocupante y que produce un alto impacto negativo.

Las empresas en España están realizando cambios significativos en sus políticas corporativas y sus estrategias tecnológicas para prepararse para el futuro. A medida que las nuevas generaciones tienen una fuerza dominante, se busca crear un equilibrio de trabajo y vida, según afirma el 71% que señalan tener ya planificado adaptar sus políticas actuales a lograrlo. Un 70% trabaja ya para conseguir una experiencia laboral más ágil y convincente,
mientras que un 43% está sentando las bases para mejorar el intercambio de conocimientos entre generaciones. La seguridad, en consecuencia, se convierte para un 55% en algo prioritario.

Las deficiencias en nuestro país también han sido detectadas por el estudio y se considera que hay que abordarlas con urgencia. Aún más que las de resto de países consultados, las organizaciones en España creen que su enfoque actual está frenando su capacidad de fomentar una cultura de innovación dentro del negocio, para adaptarse a un entorno competitivo cambiante. Y ven como un gran desafío para la productividad la complejidad tecnológica.