Cerrar

Grupo Dcoop reduce un 26% la huella de carbono de sus industrias

La huella de carbono de esta enseña del sector agroalimentario se ha rebajado en 24.589 toneladas de CO2 en un año

dcoop

La sección de Aceite ha visto reducidas sus emisiones en un 54%

El Grupo Dcoop ha reducido su huella de carbono un 26,59 % en un año, lo que equivale a 24.589 toneladas de CO2e (dióxido de carbono equivalente), fundamentalmente en el campo industrial de todas sus instalaciones.

De acuerdo a las categorías de Gases de Efecto Invernadero (GEI) establecidas por la norma y a su nivel de significancia en el contexto de Grupo Dcoop, se analizan los datos distinguiendo en emisiones directas y emisiones indirectas (derivadas del transporte interno (movilidad de empleados), del transporte de materiales aguas arriba (expedición), del transporte de productos aguas abajo (distribución) y de la adquisición de bienes.

El resultado del cálculo para el periodo 2022 es que la huella de carbono de Grupo Dcoop alcanza un valor de 92.457,96 toneladas de CO2e, un 26,59% inferior respecto al obtenido en 2021 (primer año analizado) de 117.047,17 toneladas de CO2e.

Dcoop

Tras el análisis del año 2022, se deduce que el 18 % de las emisiones corresponde a emisiones directas derivadas del consumo de combustible en fuentes estacionarias (calderas y generadores) y en flota de vehículos y a las fugas de gases fluorados en equipos de climatización y refrigeración; el 9 % a emisiones indirectas derivadas del consumo eléctrico; el 8 % originado por el transporte (desplazamiento de empleados y transporte de mercancías) y la mayor parte de las emisiones, el 65%, generadas por los bienes adquiridos.

Hay que tener en cuenta que las emisiones se ven directamente afectadas por las fluctuaciones que se dan en la actividad de la organización. Es por ello que, analizadas las emisiones absolutas, es necesario realizar un análisis de las emisiones en términos relativos.

La sección de Aceite ha visto reducidas sus emisiones en un 54,41 %, con 60.390,68 toneladas de CO2e emitidas en 2021 frente a 27.530,99 toneladas de CO2e en 2022.

Destaca la reducción de la huella de carbono en un 62.88% respecto al consumo de materiales auxiliares (tapones, cajas, etiquetas, entre otros), descendiendo de 52.054,54 toneladas de CO2e en 2021 y 19.319,80 toneladas de CO2e en 2022). En concreto, en 2022, se han implementado iniciativas destinadas a disminuir el gramaje del plástico y se ha llevado a cabo la sustitución de un importante porcentaje de envases plásticos por envases de vidrio. Hay que tener en cuenta que las emisiones asociadas a la producción de plástico superan en más del doble a las generadas por la producción de vidrio.

Es reseñable también el descenso de las emisiones en el consumo de combustible en camiones en la sección orujera. De esta manera, de 2021 a 2022 pasó de 156,79 toneladas de CO2e a tan solo 2,87 toneladas de CO2e, o lo que es lo mismo, una disminución significativa del 98,16 %.

En la sección de Vinos ocurre algo parecido con el consumo de combustible en instalaciones fijas. Así, se ha pasado de 1.450,84 toneladas de CO2e en 2021 a 131,92 en el último año calculado, es decir, una reducción del 90,90 % de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por último, en la sección de Leche de cabra, se ha reducido las emisiones en el consumo de combustible en instalaciones fijas en 117,03 toneladas, es decir, un 26,05 %.

dcoop

El compromiso con la sostenibilidad

El Grupo Dcoop, en su sólido compromiso con la sostenibilidad y en colaboración con Ecoterrae Global Solutions S.A., continúa trabajando en el cálculo de la huella de carbono de sus procesos industriales e implementando medidas orientadas a promover actuaciones sostenibles, que favorezcan la reducción paulatina de su huella de carbono a medio plazo.

A nivel metodológico, el cálculo ha sido verificado con éxito por SGS, de acuerdo al referencial UNE-EN ISO 14064-1:2019, estándar internacional de reconocido prestigio que además de aportar rigor al informe, eleva el nivel de exigencia al demandar una metodología concreta que permite evaluar qué emisiones indirectas son significativas mediante el establecimiento de criterios que determinen y justifiquen su significancia.

scroll to top