Cerrar

La transferencia de conocimiento, clave en la transformación de la provincia

málaga

Francisco Salado. Presidente de la Diputación de Málaga

La provincia ha experimentado una transformación excepcional en las últimas décadas, fruto de una decidida apuesta estratégica de las administraciones públicas y del sector privado por una serie de sectores productivos que han sido determinantes en este proceso.

La Málaga del futuro se asienta sobre los sólidos pilares que constituyen el turismo, del que viven más de 14.000 empresas y 117.000 familias en la provincia; la tecnología, con la implantación de grandes empresas multinacionales y un fantástico ecosistema de start-ups y pymes innovadoras; la cultura, que ofrece magníficas alternativas al segmento sagrado del sol y playa; el deporte, con la celebración de eventos de impacto mundial y el fomento de la actividad deportiva para todos los públicos; el sector agroalimentario, con una fuerte apuesta por el sector primario, y el medio ambiente, con la certeza de que el respeto y la protección de la naturaleza se puede y se debe compaginar con su uso y disfrute.

Todos estos factores están unidos por la trasferencia de conocimientos entre los sectores público y privado. Este es, precisamente, el germen del éxito. Y lo hemos comprobado con proyectos tangibles, como la marca promocional Sabor a Málaga, que surgió del diálogo y la colaboración que emprendimos con más de 400 empresas del sector agroalimentario para analizar las necesidades y diseñar el plan de acción más adecuado.

Málaga se encuentra en un momento muy dulce, qué duda cabe, pero no podemos dormirnos en los laureles. Ahora es más necesario que nunca apostar por una formación de calidad que permita afrontar las demandas de un mercado laboral cada vez más complejo y exigente.

Y se debe prestar una mayor atención a la provincia, más allá del área metropolitana y de las grandes ciudades. Hay mucho talento en los municipios del interior y tenemos que aprovecharlo.

La tecnología ofrece herramientas que permiten fijar la población en los pueblos, lo que contribuye a luchar contra la despoblación, que es uno de los objetivos transversales que nos hemos marcado en la Diputación.

La transformación de la provincia es un hecho, es un tren que está en marcha y ha alcanzado una buena velocidad, pero tenemos que trabajar para que llegue a todos los rincones de la provincia, a todos los sectores productivos y a todos los grupos de edad.

Nadie puede quedarse atrás en este proceso, ni las personas mayores ni las que viven en municipios pequeños, y en esa tarea estamos plenamente inmersos en la Diputación de Málaga con objeto de construir una provincia más mejor, más justa y más equilibrada.

Francisco Salado Escaño
Presidente de la Diputación de Málaga

scroll to top