Cerrar

José Piña (Por Andalucía): «No podemos mantener el desarrollo económico sobre el crecimiento urbanístico»

El próximo 19 de junio se celebran elecciones para la presidencia de la Junta de Andalucía. En Vida Económica, entrevistamos a los principales cabezas de listas de la provincia

candidato por Andalucía malaga

Candidato número 2 de Por Andalucía, José Piña.

José Piña ha invertido casi una década de su vida en la Facultad de Educación de Málaga. Magisterio, Pedagogía, investigación e incluso profesor sustituto y asociado. El concejal de Torremolinos por Unidas Podemos cita allí a Vida Económica. «Es muy peligroso que la ultraderecha se consolide en Andalucía», reitera sentado en uno de los bancos de la entrada del edificio. Unos minutos antes, Piña repartía folletos electorales. Ahora, pasamos desapercibidos. 

¿Por qué la izquierda ya no moviliza tanto a los jóvenes? 
Hay una crisis de intermediación, la gente confía menos en sus representantes en todos los niveles: política, AMPA, comunidad de propietarios… y eso se traslada también a las bases. Hace unos años, las asociaciones estudiantiles eran muy potentes. Estábamos más habituados a participar de espacios públicos porque lo común era muy básico y había que defenderlo. Ahora tenemos tantísimos derechos que la gente ha luchado y nos lo han puestos sobre la mesa, pero estamos en una época en la que se están perdiendo derechos y hay que luchar por ellos. 

¿Quiere decir que a las nuevas generaciones se les ha dado todo y no tienen memoria?
La intención de voto no solo está relacionada con participar de lo común, sino también con que la sociedad vea algo que le ilusione. Sí es cierto que muchos partidos políticos están intentando desalentar: «No vayas a votar porque las encuestas ya te dicen que está todo hecho y no participes de lo público porque todos los políticos son iguales». Ese, mensaje durante mucho tiempo, termina calando. 

¿Qué trae ‘Por Andalucía’ para volver a ilusionar a ese electorado? 
Somos la única fuerza política nueva de una coalición de seis partidos. Hemos hecho un esfuerzo enorme en ponernos de acuerdo en lo que quiere Andalucía. Hemos hecho un diagnóstico común y también tenemos una propuesta común. Tenemos más de 500 medidas para toda Andalucía y más de 100 para la provincia de Málaga y es un proyecto de futuro para gobernar Andalucía. 

¿Puede destacar alguna propuesta? 
Lo más importante es que Málaga se encuentra ante una oportunidad histórica de reconvertir su modelo productivo porque tal y como estamos Andalucía sigue siendo el vagón de cola de toda Europa. Todos los datos de desigualdad en renta per capita lo dicen así por mucho que traen de decir lo contrario. Tenemos que darle una sacudida con políticas valientes y decididas. No podemos apostar todo a lo mismo y traer turismo de baja calidad, sino apostar por la calidad; no podemos apostar por un solo tipo de cultivo agrícola, sino potenciar los demás; atraer mucha inversión de I+D+i… Tenemos un plan estratégico a corto y medio plazo para aprovechar las ayudas europeas. 

¿Alguna medida económica más concreta?
Esos son los tres ejes fundamentales: el nuevo modelo productivo (apostar más por las universidades, la reindustrialización y la modernización de todos los sectores, y la capacitación de los profesionales ); poner en valor lo que ya tenemos (somos muy ricos en gastronomía, en capacidad y talento y en patrimonio artístico y cultural), y, en tercer lugar, que la administración pública facilite las ayudas y créditos, generar un espacio de colaboración entre las instituciones y los proyectos económicos. 

candidato por Andalucía malaga

«Se trata de no subir los impuestos, sino de ingresar mejor»

 

¿Qué le diría a al empresariado malagueño?
Por Andalucía es una fuerza que escucha todos los sectores, que atiende tanto a los pequeños, medianos como grandes propietarios. La casuística que tenemos con ellos es que quieren que sus trabajadores estén contentos y que su negocio funcione. Vamos a generar un contexto en el que los trabajadores estén contentos y que la economía funcione. Gracias a la política del Ministerio de Trabajo se ha bajado de tres millones de parados en España, pero todavía en Málaga tenemos un paro estructural muy serio de 150.000 personas. Hay que decirle a los empresarios que sigan apostando y que le vamos a echar una mano. 

¿Cómo se conjuga potenciar los servicios sociales sin subir impuestos? 
La mayor parte de los ingresos de Andalucía vienen de las rentas medias, de la gente trabajadora. Se trata de no subir los impuestos, sino de ingresar mejor: que todo el mismo pague, que no haya fraude. La Junta es la empresa más grande de Andalucía y tenemos que hacer que ella también genere empleo de calidad tanto por los servicios que tiene subcontratados, que tendríamos que revertirlo, sino por las condiciones que ofrece. 

¿Es difícil hablar de sostenibilidad? Ya vimos la polémica de Alberto Garzón con la carne… 
No es ninguna polémica. Las granjas extensivas es un tipo de ganado que tenemos que tener, y las intensivas están orientadas hacia otra cosa porque vulneran el derecho de los animales, el producto que se saca es de peor calidad… Y no solo lo ha dicho Garzón sino propios expertos del sector. La cuestión es ser capaz de decir las cosas claras, tranquilas, sin mentir a la gente y hacer lo que se ha hecho toda la vida en el campo: cuidar a los animales y al medioambiente, y el producto será mejor. 

candidato por Andalucía malaga
Atiende a Vida Económica en la entrada de la Facultad de Educación de la UMA.

«No podemos apostar por un solo tipo de cultivo agrícola»

 

¿Cómo valora una posible entrada de Vox al Gobierno andaluz? 
Es muy peligroso que la ultraderecha se consolide en Andalucía. Ya le abrió la puerta Moreno Bonilla al pactar el acuerdo de investidura en 2018 y hemos arrastrado políticas nefastas de ese acuerdo. Se han perdido derechos en sanidad, por ejemplo. Ellos [Vox] lo han dicho hace poco, que la sanidad pública es una lacra… Por tanto ellos van a por otro modelo de negocio y nosotros totalmente al contrario. Que entre esta gente a la Junta significaría pérdida de derechos y también romper con grandes consensos que había anteriormente dentro de los derechos sociales como puede ser la violencia de género. Nadie puede negar que existe y que se ejerce sobre las mujeres solo por el hecho de ser mujeres. 

Con autocrítica, ¿en qué ha fallado la izquierda? 
El haber tratado tanto en ponernos de acuerdo, porque no es fácil con seis formaciones políticas. Esa es la parte que podemos echarnos en cara. Una vez que se ha hecho, hacia delante.

¿Este tipo de actuaciones despega más a los jóvenes de la política? 
Los ciclos políticos en España son muy intensos y nosotros normalmente exponemos nuestros debates a la opinión pública porque somos participativos. Claro, en el momento en que haya un acuerdo hay que respetarlo y salir a ganar más allá de las diferencias en origen. Con lo que nos tenemos que quedar es que somos capaces de ponernos de acuerdo con mucha gente y de que somos capaces de transformar las cosas.

candidato podemos Andalucía elecciones

«Debemos ser capaces de proyectar otros modelos de ciudad lejos del pelotazo urbanístico»

 

¿Qué espera de estas elecciones? 
Tenemos un proyecto de mayoría. En el fondo, en Andalucía hay más gente que entiende que unos buenos servicios públicos son mejor para su vida; que entiende que una administración fuerte estable hace que mejore los derechos laborales y sindicales; entiende que una administración responsable, no puede dejar morir al medioambiente… Hay mucha gente que piensa así y nuestro programa demuestra que se puede hacer.

¿Defendéis la recuperación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones? 
En principio, no hemos abordado el tema de nuevas fiscalidades. Sí que tenemos la inquietud de ingresar mejor: prevenir el fraude fiscal, aumentar los inspectores y, si es necesario, cambiar el régimen sancionador para que la gente no le salga barato defraudar. 

¿Cómo evalúa la nueva ley de suelo? 
La LISTA es una nueva ley integral que pretende desregular todos los procedimientos urbanísticos relacionados con la especulación. Es cierto que son complejos, implica que tengan informes sectoriales, técnicos, pero casi todos estos están destinados a orientar, proteger y garantizar de que se haga bien. Desregular en un momento en el que el crecimiento o decrecimiento está sobre la mesa… No podemos mantener toda la apuesta de desarrollo económico sobre el crecimiento urbanístico y especulativo, sino que tenemos que rehabilitar lo que ya tenemos y ofrecer espacios distintos en los entornos urbanos y periféricos. Debemos ser capaces de proyectar otros modelos de ciudad lejos del pelotazo urbanístico porque si no sucede lo que pasa en Málaga: las personas destinan un 40% de sus rentas medias a pagar el alquiler. ¿Qué pasa? Que la gente se tiene que ir de Málaga y se pierde ese arraigo y le desmoviliza para hacer vida en comunidad. 

[Lea el programa electoral del Por Andalucía para las elecciones andaluzas de este 2022]

scroll to top