Cerrar

Las transacciones hoteleras en Málaga alcanzaron en 2021 los 267 millones, más que antes de la pandemia

La compraventa en el sector fue un 90,7% superior en la provincia a la experimentada durante 2020

Transacciones hoteleras en Málaga

El Hotel Soho Equitativa abrió a finales del año pasado (Foto: Archivo).

La inversión hotelera en Málaga representó un 8,4% del total de las transacciones nacionales y se convierte en la segunda provincia española en superar los datos de antes de la irrupción del coronavirus, por detrás de Barcelona. Se trata de una de las conclusiones del estudio sobre la inversión hotelera que ha elaborado Colliers. La propia provincia catalana, las Islas Canarias, Baleares y Madrid, en ese orden, lideran el mercado hotelero, según el informe de la consultora.

En concreto, en Málaga se realizaron transacciones hoteleras durante el pasado curso por valor de 267 millones de euros, cifra notablemente superior a la de 2020, cuando se no superaron los 25 millones. Inminentemente antes de la pandemia, al cierre de 2019, las operaciones tuvieron un valor de 213 millones de euros. En cualquier caso, el récord de inversión en Málaga sigue estando en 2017, cuando se alcanzó la cifra de 516 millones.

Madrid y Barcelona representan el 39% del total de la inversión al alcanzar conjuntamente 1.228 millones de euros. No obstante, es la provincia catalana quien registra un mayor volumen (760 millones). Ambas, por debajo de su valor en 2019, especialmente Barcelona, que ha experimentado un aumento del 67%. Canarias y Baleares, con 633 millones de euros y 541, respectivamente a cierre de 2021 lideran el segmento vacacional copando el 37% de las transacciones.

Tercera mayor cifra hotelera en España

En el total nacional, se ha alcanzado el volumen de los 3.780 millones de euros, tres veces más que en 2020 y un 21% más que tras 2019. Es una cifra destacable, ya que solo dos veces en la historia se han superado los 3.000 millones de euros. Fue en 2017 (3.907) y en 2018 (4.810). En valores absolutos, en España se han comercializado 127 hoteles y 22.249 habitaciones durante 2021, menos de la mitad que el año anterior.

“La pandemia ha resultado ser una ventana de oportunidad para adquirir activos que en otro contexto de mercado no se habrían comercializado, más que una ocasión para obtener descuentos significativos. Los activos prime han demostrado una alta liquidez y sus yields una baja sensibilidad a la incertidumbre del mercado”, sentencia la managing director de hoteles en Colliers, Laura Hernando.

En este sentido, el precio de las habitaciones ha marcado su precio máximo histórico. Ahora, se sitúa en los 157.468 euros por habitación, según Colliers, un 33% más que en 2020 y un 15% más que antes de la pandemia. La causa, principalmente, ha sido la venta de numerosos activos prime. Entre ellos, destacan dos hoteles que han superado el millón por habitación (Hotel Edition y Hotel Bless, ambos en Madrid).

Previsiones

 

Tras un 2021 de récord, las perspectivas para el nuevo año son positivas, según Colliers. Aunque el ritmo de recuperación, tanto económico como de la demanda turística, está siendo más lento de lo esperado, se han despejado numerosas dudas que rodeaban a la pandemia. Así, la campaña de vacunación ha jugado un papel determinante con la reducción efectiva del riesgo de contagio grave y muchas voces empiezan a ver la gran ola de Ómicron como la recta final para la restauración de la confianza plena en la recuperación por parte de los principales actores del sector turístico. Además, la frenética actividad del pasado año ha dejado en el mercado numerosas referencias de precios que facilitarán las decisiones de compra futuras, determinando el impacto real de la pandemia en cada una de las clases de activos. “En general, consideramos que se mantendrá la tendencia de este último año y que, salvo excepciones, no asistiremos a numerosas operaciones distrés. Como hemos venido observando, los activos de calidad son los que mejor han capeado el temporal y seguirán haciéndolo, ya que los fundamentales del mercado son muy positivos: liderazgo mundial del país a nivel turístico, fuerte apetito inversor, exceso de liquidez con tipos de interés en mínimos históricos, alta presión compradora y existencia de numerosas oportunidades de reposicionamiento.” concluye Laura Hernando.

scroll to top