La EMT, pionera en recibir el certificado de AENOR del protocolo frente al COVID-19

Esta certificación reconoce las medidas adoptadas para garantizar la movilidad de los usuarios del autobús en condiciones sanitarias seguras durante la pandemia.

Autobús de la EMT.
Autobús de la EMT.

La EMT se ha convertido en la primera empresa de transporte urbano (autobús, metro y tranvía) en recibir el certificado de AENOR del protocolo frente a la COVID-19 por las medidas de seguridad implementadas durante esta crisis sanitaria.

Concretamente, AENOR ha desarrollado una metodología basada en las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales que supone un abordaje completo de la gestión por las organizaciones de los riesgos derivados de la COVID-19. El “Certificado de Buenas Prácticas contra el COVID-19” permite que las empresas puedan garantizar ante sus clientes que se están implementando prácticas eficaces para la gestión de los riesgos derivados del virus.

La auditoría realizada los días 2 y 3 de junio ha incluido la revisión de la documentación y protocolos de la EMT para certificar que cubren las recomendaciones y requisitos de distintos organismos nacionales, como el Ministerio de Sanidad o el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

La EMT aplicó desde un primer momento todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias (desinfección de autobuses antes del comienzo de cada servicio; eliminación del pago en efectivo; acceso por la puerta central del autobús, eliminación de las 3 dilas de asientos con respecto al conductor; aviso continuado para que los usuarios respeten la distancia de seguridad; y la limitación de aforo de acuerdo con lo determinado por el Ministerio de Fomento), lo que ha permitido usar el autobús de forma segura desde el inicio de la crisis sanitaria.

Igualmente, a partir del 4 de mayo se iniciaron nuevas medidas como la posibilidad del pago con monedas (en ningún caso con billetes), la instalación de mamparas en el puesto del conductor de la totalidad de la flota y el acceso por la puerta delantera del autobús.

De la misma manera, también ha incluido una auditoría a las instalaciones, a los autobuses, así como al Centro de Atención al Cliente situado en Alameda Principal, 47, para asegurar que no solo se cuenta con los protocolos, sino que éstos se han aplicado para evitar la propagación del virus.

La certificación de AENOR valida todas estas acciones tomadas en el protocolo de seguridad contra la COVID-19 por parte de la empresa y permite ofrecer la máxima confianza y seguridad a los viajeros que diariamente utilizan el autobús.