Cerrar

Quirónsalud Málaga reanuda de forma progresiva y segura su actividad asistencial

Consultas en Quirónsalud Málaga

Consultas en Quirónsalud Málaga

Desde que el 14 de marzo se decretase el Estado de Alarma en España, Quirónsalud Málaga se unió al resto del sistema nacional de salud dedicando gran parte de sus recursos y esfuerzos a prestar asistencia de urgencia y hospitalaria a todos aquellos pacientes con sintomatología Covid-19. Paralelamente, en ningún momento ha dejado de atender patologías urgentes y no demorables de forma presencial y habilitó un sistema de atención no presencial para dar respuesta a todos los pacientes a través de servicios de teleconsulta y videoconsulta que continuarán activos.

En vista a la mejoría de la situación epidemiológica y siguiendo las directrices de Sanidad, el Hospital Quirónsalud Málaga reanuda de manera priorizada, progresiva y segura la actividad programada dentro del proceso de continuidad en la asistencia a las diferentes patologías.

Por ello, el centro hospitalario abre las agendas de atención presencial en consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas programadas a través del call center, llamando al 951 940 000 ó 901 500 501, y del portal del paciente www.quironsalud.es/portal-paciente/es para todas sus especialidades médicas. Además, para cualquier duda asistencial o para pedir cita, el Hospital Quirónsalud Málaga ha dispuesto el email atencionalcliente.mlg@quironsalud.es y el formulario web https://www.quironsalud.es/malaga/es/centro/consultas-presenciales-presenciales.  

Medidas especiales de protección

La atención presencial es necesaria en muchos casos. En este sentido, el Hospital Quirónsalud Málaga ha puesto en marcha procedimientos y circuitos diferenciados, de modo que la atención sea segura tanto para los pacientes como para los profesionales. Entre las medidas especiales que se llevan y llevarán a cabo en este centro podemos destacar: el paciente debe acudir a consulta con mascarilla o se le proporcionará en el Hospital; se fomenta la distancia social recomendada, con mayor espacio físico entre asientos o mayor espacio temporal entre citas; se limita el acompañamiento a una sola persona en caso de necesidad; y se insta a la correcta higiene de manos, con dispensadores de solución hidroalcohólica ubicados en zonas comunes y fuera y dentro de consulta.

Así mismo, se cumple de manera exhaustiva con todas las medidas de higiene, desinfección y limpieza de equipamiento, instalaciones hospitalarias y zonas comunes, y siempre con circuitos diferenciales.

Patologías graves, como las cardíacas, se están agudizando por retardar la asistencia al Hospital

Entramos en una fase en la que se empieza a invertir el proceso en este contexto epidemiológico Covid, con muchos menos casos con esta patología. Junto a este esperanzador cambio de tendencia, a los expertos les preocupa que pacientes con patologías graves y no demorables se inhiban de acudir al Hospital por miedo al contagio. Los pacientes deben tener claro y estar seguros de que, si tienen algún proceso grave, tienen que acudir a urgencias. “Estamos viendo muchos casos de pacientes crónicos y agudos que se están complicando al retardar la asistencia al Hospital; patologías cardiacas que se están agudizando, como es el caso de los síndromes coronarios agudos”, apunta el doctor Antonio Esteban, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Málaga.

Según un registro reciente de la Sección de Cardiología Intervencionista de la Sociedad Española de Cardiología, durante el estado de alarma se ha reducido un 40% el tratamiento de casos de infarto agudo de miocardio en hospitales, “pero eso no significa que haya bajado el porcentaje de infartados, sino que esos pacientes no han sido tratados, con las fatales consecuencias que eso puede suponer”, advierte el doctor Antonio Esteban. Y es que, añade, “no actuar de inmediato ante síntomas de infarto, se traduce en una mortalidad de hasta el 30%”.

Sintomatología y cuándo asistir al hospital

Es muy importante conocer los síntomas por los que el paciente debe acudir a ser valorado por un cardiólogo, independientemente de la situación epidemiológica actual. Estos son:

  • Dolor opresivo en el centro del tórax que se irradia hacia la mandíbula o brazo izquierdo y, en ocasiones, asociado a síntomas como sudoración fría, mal estar general, náuseas o vómitos. “Es un síntoma que precisa valoración cardiológica, dado que es la manifestación más frecuente de un evento coronario agudo como el infarto agudo de miocardio”, comenta el doctor. “Es de vital importancia, pues si el paciente se queda en casa, la mortalidad de este es del 20-30%, de ahí la necesidad de acudir lo antes posible”, alerta el cardiólogo.
  • Presencia de dificultad respiratoria, no asociada a fiebre ni tos, que se incrementa con el esfuerzo.
  • Palpitaciones o sensación de que el corazón va muy rápido, que puede asociarse a procesos arrítmicos que deben ser diagnosticados y tratados.
  • Pérdida de consciencia o síncope. “Es un síntoma muy alarmante y deber ser abordado por cardiología en el menor plazo posible”.
Recomendaciones para pacientes de riesgo cardiaco en este contexto

Esta situación de confinamiento hace que muchos pacientes que precisan de actividad física para controlar sus factores de riesgo cardiovascular no lo estén haciendo, lo que conlleva que patologías como la diabetes se descompensen. Además, al estar en casa, hay tendencia a comer mayor cuantía y dietas menos saludables, donde el exceso de sal es muy habitual. “Este exceso hace que los pacientes con hipertensión arterial experimenten mal control de las cifras tensionales que pueden llevar a inestabilizar problemas cardíacos previos”, destaca el doctor Antonio Esteban.

“Todo paciente con enfermedad cardíaca previa y/o que tengan factores de riesgo cardiovascular como diabetes, hipertensión arterial o dislipemia, deben ser disciplinados con la toma de su medicación y hacer una dieta cardiosaludable, escasa en sal y rica en frutas y verduras, evitando las grasas de origen animal”, aconseja el jefe de Cardiología de Quirónsalud Málaga. Para ello, hay que mantener dentro de lo posible rutinas diarias que hagan que la vida sea lo más parecida a la previa a esta situación. Y, “sobre todo, que no se demoren en realizar valoración por su cardiólogo lo antes posible frente la presencia de los síntomas indicados más arriba”, subraya.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
scroll to top