El tráfico de mercancías crece un 45,5% en el puerto en marzo

Por el contrario, cae la importación de vehículos. Carlos Rubio, presidente de Autoridad Portuaria, anuncia que en los próximos días se realizará un diagnóstico sobre la incidencia que la paralización económica tiene en el recinto.

Puerto de Málaga.
Puerto de Málaga.

E.P. El tráfico de mercancías en el puerto de Málaga se incrementó un 45,5% el pasado mes, destacando el aumento del granel líquido en un 207%, concretamente aceite y gasoil. Sí ha descendido la importación de vehículos nuevos, con un 48,5% menos de unidades.

Tras las medidas aprobadas en el decreto del estado de alarma, el recinto portuario malagueño continúa garantizando la cadena de suministro para responder a la demanda de abastecimiento de los territorios. “La posición estratégica del puerto, como eje de las rutas atlántico-mediterráneas y norte-sur, así como la operatividad del mismo y su respuesta ante la situación actual influye en el incremento de los tráficos esenciales para abastecer a la población”, según ha indicado el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio.

Ha destacado que, una vez adaptados todos los procedimientos y actividades a las exigencias de excepcionalidad que implica la pandemia del COVID-19, “en especial aquellas que conciernen a la seguridad y salud de los trabajadores de la comunidad portuaria en general, y garantizada la actividad esencial que permite el abastecimiento de la población”, los próximos días se realizará un diagnóstico completo sobre la incidencia que la actual paralización económica está teniendo sobre el recinto portuario.

Rubio ha añadido que se verá también cuáles son los escenarios previsibles en un futuro próximo y las actuaciones que la Autoridad Portuaria de Málaga deberá llevar a cabo para facilitar la recuperación. “En todo caso, el puerto seguirá siendo un elemento clave en la futura recuperación económica de nuestra provincia”, ha manifestado.

Mercancía en el puerto.

Tráficos

Durante el primer trimestre de 2020, la actividad agroalimentaria se ha visto especialmente incrementada (71%), destacando el movimiento de cereales y su harina, así como de pienso y forrajes.

Esta operativa se incluye en el movimiento general de granel sólido, que fue de 360.558 toneladas entre los meses de enero y marzo, lo que supone un aumento del 87,2% respecto al mismo periodo de 2019.

Desde el puerto han destacado, también, el incremento del tráfico de granel líquido que, con un movimiento de 71.207 toneladas, experimentó un crecimiento del 207% en los primeros tres meses de 2020. En este sentido, la operativa más destacada fue el movimiento de aceite, seguido del gasoil.

Respecto a las labores de avituallamiento, el suministro de combustible líquido también se incrementó un 27,3% durante el primer trimestre del presente ejercicio, con un movimiento de 9.654 toneladas.

Por su parte, la conexión Málaga-Melilla en materia de mercancías continúa su actividad, la cual aumentó un 15,5% compensando, así, la disminución de pasajeros en las líneas regulares.

Debido a la situación actual, el tráfico de mercancías más afectado corresponde a la importación de vehículos nuevos. La paralización de las fábricas promovió la cancelación temporal de la línea regular, por lo que se observa una caída del 48,5% en el número de unidades.

Tráfico de pasajeros
Por su parte, siguiendo las medidas del real decreto, en este momento permanecen canceladas las escalas de buques de crucero y, por su parte, la conexión Málaga-Melilla ha visto disminuido el tráfico de pasajeros, salvo el de aquellos que disponen de una autorización especial para viajar, según recoge la normativa vigente.
El puerto de Málaga permanecerá atento a las futuras indicaciones remitidas por las autoridades competentes ante el estado de alarma, “con el principal objetivo de continuar garantizando la cadena de suministro y atender las necesidades de empresas y ciudadanos”.