Cerrar

Fujitsu Ten Málaga: a 40 empleados de recuperar a todos los del ERTE

Fujitsu Ten.

Fujitsu Ten.

E.P. La planta de Fujitsu Ten en Málaga está a unos 40 empleados de recuperar a todos los que se han visto afectados por el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), que presentó el pasado febrero ante la falta de materiales provenientes de China a raíz de la crisis sanitaria del virus COVID-19.

«El ERTE afectaba a 331 y tenemos recuperados 290, nos queda muy poquito», ha explicado a Europa Press la directora gerente de Fujitsu Ten España, Blanca Hermana, que ha matizado que la recuperación de esos empleados «depende de los fabricantes que arranquen y a qué volumen», especialmente Toyota Turquía.

Para adaptarse a esto, todas las tardes hay una reunión «con el grupo y todos los días van ajustando», ha señalado Hermana, que ha resaltado que se ha ido incrementando la recuperación de trabajadores del ERTE, en el que llegaron a estar hasta 250 trabajadores. «Toyota Francia ya ha arrancado, se ha arrancado otras líneas de distintos productos, pero hay otras que se han retrasado un poquito más», ha añadido.

Hermana ha asegurado que el ERTE ha sido usado «lo menos posible: ha habido días o semanas que hemos tenido 226 personas en el ERTE, otras veces 46, dependiendo de cómo van arrancando los clientes».

«La tendencia es que los clientes están arrancando muy despacito, algunos han retrasado varias veces el reanudar las actividades y además a un solo turno y con poco volumen, es decir, si un fabricante de coches hacía 1.100 vehículos al día, han empezado haciendo 280 al día», ha detallado.

Ante esta situación se han marcado garantizar el no fallar a un cliente a la vez que intentan recuperar «el máximo de personal posible», lo que de momento se está cumpliendo, ha indicado Hermana. «Lo que pasa que esto va cambiando casi todos los días, de ahí la dificultad de ajustar, nosotros no tenemos dos días iguales ahora», ha señalado.

Asimismo, Hermana ha precisado que dentro de los trabajadores activos «hay una parte que está en teletrabajo, otra parte están presenciales y otra parte están de baja o han cogido vacaciones o tienen permisos, pero a priori cuentan como activos».

«Es como si estuvieran aquí, están en teletrabajo porque, primero, les facilitan un poco la conciliación con la vida familiar y que los niños estén en casa, y por otro lado nos permite tener en oficinas sobre todo más separadas la gente», ha continuado.

Al respecto, ha concretado que las medidas que han tomado para prevenir el contagio del coronavirus «son bastante drásticas en cuanto a distancia social, mascarillas, limpieza, higiene… tenemos medidas como tomarse la temperatura todos los días antes de venir, son muchas cosas que el tener menos personas nos permite».

Así, aunque en la planta de Málaga se recuperan «poco a poco», la sensación que perciben es que «los fabricantes de coches arrancan y unos han forzado la reanudación porque necesitan la incorporación o entrada de un modelo nuevo, si no se les va a retrasar el lanzamiento con lo que eso conlleva, y están fabricando para en el momento en que se puedan abrir concesionarios».

Sin embargo, Hermana ha considerado que «aunque arranquen el modelo nuevo después van a parar y hay otros que cuando tengan la carpa llena tienen que parar», ya que «ahora mismo es difícil» hacer estimaciones de consumo de producto «de verdad».

«Se está hablando en el sector entre un 30 y un 50, otros entre un 40 y 60 por ciento de caída, pero en cualquier caso todo el mundo lo va a pasar muy mal», ha advertido.

En la planta de Málaga han intentado concentrar el arranque en el turno de mañana para «evitar gastos de tener más horas abierto todo, las máquinas funcionando, etcétera, pero aun así estamos pasándolo regular», ha lamentado.

Por otro lado, también trabajan con negocios propios para contadores de una empresa de Israel que «está la línea funcionando, algunas las hemos bajado de número de personas para adecuarlas a la demanda de ahora», ha indicado Hermana.

«Tenemos con incluso empresas de aquí del entorno, de dispositivos de controlador de aire inteligente, tenemos cajeros automáticos, talleres de reparaciones de módulos… está todo en marcha, lo que pasa que según qué sitios estamos al 50 por ciento y en otros pues un poco más», mientras que en otros se ha concentrado la fabricación para «minimizar los impactos negativos», ha añadido.

A todo esto se añade la fabricación de los respiradores ‘Andalucía Respira’ (diseñados por médicos, investigadores y profesores de Málaga), que está limitada al material que hay disponible. «En esa línea estamos esperando a que llegue más material, en cuanto llegue más material la volveremos a arrancar», ha puntualizado.

«Tenemos en esa línea a 13 personas y nuestro compromiso es hacer unos 300 y si luego nos piden más haremos encantados; depende más de materiales que de nuestra capacidad», ha concluido Hermana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
scroll to top