El puerto aumenta un 7,7% su tráfico total en 2019

Esto ha supuesto un beneficio económico de 2,4 millones de euros.

Carlos Rubio, presidente de Autoridad Portuaria, hace balance de 2019
Carlos Rubio, presidente de Autoridad Portuaria, hace balance de 2019.

E.P. El puerto de Málaga cerró 2019 con un crecimiento de un 7,7% en su tráfico total y con un beneficio económico de 2,4 millones de euros; una evolución “muy favorable”, según el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, quien ha destacado que se pusieron sobre la mesa proyectos estratégicos para “dar un salto de calidad” y potenciar la interacción con la ciudad.

Así, ese crecimiento del 7,7% se materializó en un tráfico de casi 3,6 millones de toneladas, de las que 1,94 millones son de mercancía general, que subió un 35,3%; y 1,47 millones son graneles sólidos, a los que le siguen los líquidos y el avituallamiento.

En cuanto al tráfico de contenedores, el crecimiento respecto a 2018 fue del 51,7%, con 1,41 toneladas; un aumento que, según Rubio, se fundamenta en que han llegado un mayor número de contenedores pero también que “en muchos casos estaban llenos”, al contrario que en el pasado. Sobre los graneles, los líquidos crecieron un 8,5%, hasta las 80.050 toneladas.

Los graneles sólidos bajaron un 13% –hasta las 1,47 millones de toneladas– debido a que al tráfico de cemento y clinker le han afectado las actuaciones medioambientales que retrasaron las operaciones hasta casi el segundo semestre del año, aunque dichas acciones “nos ponen en una situación privilegiada de respeto al medio ambiente”, por lo que se prevé crecimientos en 2020 en este tráfico.

El tráfico de vehículos también creció, en concreto un 10,7%, hasta las 71.196 unidades, con procedencia, sobre todo, de Tánger, Turquía, Bélgica y Gran Bretaña.

Igualmente la línea regular Málaga-Melilla registró resultados “históricos” en pasajeros, con 411.316, lo que supone un incremento del 12,9%, y sobre todo en vehículos, con un aumento del 31,1% hasta los 70.156.

Cruceros de lujo

Rubio ha señalado que en 2019 se registró un ligero retroceso en tráfico de cruceros, del seis por ciento en pasajeros, pasando de 507.421 el año anterior a 477.001 el pasado; y en escalas, en un 3,3%, al pasar de 298 a 288. No obstante, el presidente del puerto ha dicho que Málaga sigue teniendo una posición “muy sólida” en las principales compañías para hacer escala.

Así, ha precisado que la llegada de cruceros de lujo, que tienen menos viajeros pero que generan un mayor nivel de gasto y más número de estancias en la ciudad, está adquiriendo una “fortaleza importante”, con un incremento del 5,5%, pasando de 145.403 pasajeros en 2018 a 153.418 el pasado año. Por esto, ha indicado que se potenciará este tipo de cruceros.

De hecho, los cruceros sigue siendo la principal fuente de ingresos por explotación del puerto de Málaga –un 21%–. En conjunto, esos ingresos alcanzaron los 20,1 millones de euros durante el pasado ejercicio.

Más proyectos

La Autoridad Portuaria está realizando actuaciones para aumentar la actividad sostenible, como la denominada Iniciativa ‘Puerto Verde’, que se articula en tres líneas: la implantación de espacio y zonas arbóreas, aprovechamiento de energías renovables y la reducción de emisiones de carbono a la atmósfera.

Rubio ha destacado que hay proyectos planteados dentro de la línea estratégica de contribuir al desarrollo turístico de la ciudad, con un turismo de “gran poder adquisitivo”, como es la zona de megayates y el puerto de San Andrés, sobre el que ha dicho que se mantiene la intención de sacarlo a licitación a finales del primer trimestre, apuntando que hay varias empresas interesadas.

Ha destacado este proyecto por su ubicación “privilegiada” y ha incidido en que se primará que sea una iniciativa de “calidad”, insistiendo en que la respuesta de empresas “parece favorable”, por lo que esperan una “concurrencia amplia”.

También ha incidido en la apuesta por el tráfico de importación y exportación, con el nuevo muelle polivalente en la zona de pescadería, lo que obligaría a desarrollar unas nuevas instalaciones pesqueras; y la búsqueda de espacios logísticos fuera del recinto, que ha relacionado con las negociaciones con el Ayuntamiento para tener los terrenos para el auditorio.

Al respecto, el presidente de la Autoridad Portuaria ha indicado que lo primero es alcanzar un acuerdo sobre cuál es la parcela sobre la que se decidirá y luego se tendrá que hacer una permuta, para lo que habrá que buscar suelos con valores equivalentes.

El auditorio está dentro de la tercera línea estratégica, la del plan especial, que incluye también la construcción del hotel en la zona de las estaciones de cruceros, y el complejo de oficinas en la zona de Muelle Heredia.