Tánicos, buen nivel gastronómico en Fuengirola

Tánicos, en Fuengirola.
Tánicos, en Fuengirola.

Fuengirola esconde varias joyas gastronómicas que merece la pena descubrir, y Tánicos, con su apuesta por el buen producto y elaboraciones cuidadas de corte más bien tradicional, es sin lugar a dudas una de ellas.

El local se compone de un elegante y pulcro comedor, perfecto para comidas y cenas más formales, y una barra que hará las delicias de los aficionados al picoteo, con raciones y tapas muy apetecibles, entre ellas las sugerencias del día, que nunca debemos perder de vista.

Tánicos, en Fuengirola.

La oferta se compone de entrantes clásicos, pero muy bien escogidos, como el excelente jamón de bellota, buen queso, croquetas, empanadillas de rabo de toro, alcachofas o el “pincelito” relleno de bacalao y gambas… Los pescados y mariscos son de calidad, con una fritura está muy cuidada y unas almejas en salsa verde sencillamente espectaculares, de las mejores que he probado. Las carnes, entrecot, solomillo, cortes de cerdo ibérico mantiene el nivel, así como los postres, aunque para mi gusto adornos de siropes y demás complementos.

El servicio, profesional y atento, es otro de los atractivos de Tánicos, así como la carta de vinos, muy amplia y con numerosas referencias interesantes que conviven con las que todos conocemos. Y la relación calidad precio es más que correcta.

Tánicos, en Fuengirola. Tánicos, en Fuengirola.

Restaurante Tánicos
Calle Blas de Lezo, 4, 29640 Fuengirola, Málaga
Teléfono: 952 46 81 78
Precio medio: 35-45 euros

por José Cabello
blogsobregustos.blogspot.com