Creuers, el mayor operador de puertos de cruceros, compra el 20% de la terminal malagueña

Gracias a esta operación, cuantificada en 1,5 millones de euros, podrá aumentarse la oferta de servicios de la terminal.

Crucero en el Puerto de Málaga.
Crucero en el Puerto de Málaga.

E.P. Global Ports Holding plc (GPH), el operador independiente de puertos de crucero más grande del mundo, ha adquirido, a través de su empresa conjunta Creuers del Port de Barcelona S.A. (Creuers), la participación de la Autoridad Portuaria correspondiente al 20 por ciento de las acciones en la Terminal de Cruceros.

La compra, realizada por 1,5 millones de euros, fue rubricada por el CEO de Global Ports Holding y presidente de Creuers, Emre Sayin; y el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, en presencia del presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, según han informado desde Málagaport en un comunicado.

El CEO de Global Ports Holding y presidente de Creuers valoró esta acción, asegurando estar “encantados de que nuestra empresa conjunta haya completado la adquisición de la concesión de la Terminal de Cruceros de Málaga”.

“Las instalaciones portuarias, los hoteles y el aeropuerto de Málaga lo convierten en un verdadero puerto base internacional de clase mundial debido, también, a su excelente ubicación”, ha añadido Sayin, quien ha indicado que “estas cualidades lo convierten en un gran puerto de tránsito y una puerta de entrada a Andalucía que brinda a los pasajeros de crucero la oportunidad no solo de explorar Málaga, sino también esta maravillosa región”.

Así, ha dicho valorar “enormemente nuestra relación con la Autoridad Portuaria y esperamos seguir desempeñando nuestro papel en el desarrollo de Málaga como puerto de cruceros, ampliando la experiencia de los visitantes a este maravilloso destino”. “Esta adquisición también es importante porque subraya nuestra estrategia para comprar acciones minoritarias en nuestros puertos”, ha señalado.

Puerto de Málaga.
Puerto de Málaga.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, ha considerado esta operación “de máxima importancia porque demuestra la apuesta de esta compañía internacional por el Puerto de Málaga y nuestro destino”.

“La nueva adquisición permitirá a la Terminal de Cruceros incrementar su oferta de servicios, tanto a los pasajeros como a las compañías navieras, ya que la participación de la Autoridad Portuaria en la concesión impedía, hasta la fecha, la realización de estas actuaciones”, ha dicho, apuntando que “como puerto, continuamos apostando por convertir a Málaga en un destino mundial de cruceros mediante el desarrollo sostenible de nuestra actividad”.

Malaga Cruise Port gestiona las tres terminales de cruceros del Puerto de Málaga, las cuales están situadas en un enclave “estratégico” en el sur de Europa con rutas hacia el Atlántico y el Mediterráneo, lo que lo convierte en un interesante acceso a Andalucía.

El puerto de Málaga ofrece “una amplia gama” de servicios en cada una de las tres terminales de cruceros y opera en un total de 1.350 m. de muelle, lo que permite a Málaga recibir buques de cualquier tamaño existente en la actualidad.

Las conexiones aéreas y ferroviarias facilitan el acceso a la instalación portuaria, la cual está a tan sólo 15 minutos del aeropuerto internacional de Málaga, que ofrece vuelos hacia y desde Europa y en todo el mundo. Han destacado también la estación de ferrocarril que se encuentra a cinco minutos, donde el viajero dispone de tren de alta velocidad (AVE), con destino Madrid.

Málaga acogerá la cita internacional del sector del crucero en el Mediterráneo, Seatrade Cruise Med, que será un escaparate para las terminales y lo puertos españoles.