Dani García cierra el restaurante con el que ha conseguido tres Estrellas Michelin

Esta decisión es el inicio de un nuevo ciclo en su carrera y que le impulsa a otro de sus sueños: llevar Andalucía al mayor número de personas a través de su gastronomía.

Dani García recibiendo su tercera Estrella Michelin.
Dani García recibiendo su tercera Estrella Michelin.

E.P. El chef malagueño Dani García ha anunciado el cierre de su restaurante homónimo, situado en el hotel Puente Romano Beach y con el que hace escasos 25 días recibió en Lisboa (Portugal) su tercera estrella Michelin.

Este reconocimiento será el inicio de un nuevo ciclo en su carrera y que le impulsa a otro de sus sueños: “Llevar Andalucía al mayor número de personas a través de su gastronomía, desarrollando nuevos formatos que lo hagan posible”.

Esta nueva etapa, gestada durante años tras un profundo proceso de reflexión, se abrirá con el cierre de Dani García Restaurante el próximo 22 de octubre de 2019. Quedan, tal y como ha explicado en un vídeo en el que comunica a su equipo la decisión, 202 servicios y que se articulará en un menú inspirado en su trayectoria y la vuelta a sus orígenes.

Dani García encara este nuevo futuro personal y profesional “con el apoyo incondicional de todo su equipo, convertido ya en familia, y que ha decidido sumarse a este nuevo sueño”. “Un paso en firme para llevar su versión de la gastronomía andaluza a todos los rincones del mundo de la mano de propuestas gastronómicas más accesibles para los comensales”, ha indicado en un comunicado.

“Llega un momento en que cumples tu sueño y toca reflexionar: ¿Qué hay después de esto? Lo que hemos vivido aquí no lo vamos a volver a vivir. Lo que hemos sufrido, lo que hemos currado… se va a quedar aquí para toda la vida porque no hay una segunda primera vez”, sostiene el chef marbellí en el vídeo, en el que agradece a su equipo el trabajo y donde destaca que a partir del 23 de octubre de 2019 “nos cambiará la vida y tendremos un objetivo cien mil veces más ilusionante”.

Con esta decisión, “madurada en el tiempo y hecha desde el corazón”, el cocinero decide afrontar un futuro “en el que su pasión por crear, inspirar y seguir innovando al servicio de la gastronomía se mantiene como eje vital de cada proyecto”.

“Nos ha costado 20 años llegar aquí, años de sufrimiento, de penas, de todo, pero lo hemos conseguido”, reflexiona en el vídeo, donde también hace públicas, entre lágrimas, las críticas de su propia madre a esta decisión.

Siguiendo su estrategia de expansión, en febrero de 2019 lanzará su último proyecto junto con Áreas. Se trata de BiBO Flamenco Bar & Tapas, inspirado en los conceptos de brasserie de BiBO Marbella y Madrid.

Con tres estrellas Michelin en su restaurante, ubicado en el hotel marbellí Puente Romano Beach Resort & Spa, Dani García se posiciona como uno de los cocineros andaluces con mayor proyección internacional en la actualidad. Se formó en la Escuela de Hostelería de Málaga La Cónsula y desde sus inicios trabajó con grandes chefs de la gastronomía española.

Durante su paso por Tragabuches (1998-2004), proyecto donde se alza con sólo 25 años con la primera estrella Michelin, Dani desarrolla una cocina de intención, juventud y color. Después, en Calima (2005-2013), alcanza la madurez y se convierte en el primer chef con dos estrellas en Andalucía. En el año 2013 viaja a Nueva York, y un año después abre su restaurante gastronómico Dani García Restaurante y BIBO Andalusian Brasserie & Tapas. Dos conceptos muy distintos, pero unidos por dos cocinas con un mismo denominador común: el producto y el recetario andaluz como base fundamental y el carácter internacional como hilo conductor.

El 2016 trajo consigo la expansión de su concepto más informal con la apertura de BIBo Madrid y, posteriormente, en julio de 2017 llega Lobito de Mar.