Cerrar

La facturación cae un 15% en el sector hostelero durante la Semana Santa

La llegada de las lluvias durante la Semana Santa provocó un parón en la inercia positiva del sector hostelería en este año

Semana Santa

Las precipitaciones en Semana Santa aumentan las reservas hídricas en Málaga pero bajan las cifras del sector hostelero

La hostelería malagueña se ha visto afectada por las continuas lluvias caídas a lo largo de prácticamente toda la Semana Santa. La llegada de las precipitaciones provocó un descenso en la actividad y en la facturación de alrededor de 15 puntos en relación al año anterior, según los datos de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos). Esta circunstancia representa una pausa en la inercia positiva del año, que arrancó el año con cifras muy positivas que tendrán continuidad a lo largo de la recién iniciada temporada alta.

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), Javier Frutos, ha señalado que la tónica en la provincia fue muy similar en prácticamente toda Andalucía, con mucha inestabilidad desde el Domingo de Ramos hasta finales de semana. Esto provocó la práctica desaparición de las reservas de última hora e incluso cancelaciones, sobre todo en lo referente a los mercados turísticos extranjeros y especialmente en el litoral.

El descenso de actividad estuvo motivado, sobre todo, por la incapacidad de utilizar las terrazas en muchos días de la Semana Santa, con una caída de la demanda debido al mal tiempo. “Con buen tiempo, posiblemente estas fechas, que marcan el inicio de la temporada alta turística, habrían sido mejores que las de 2023, que ya de por sí fueron excepcionales”, comentó el presidente de Mahos.

Buenas perspectivas y valoración de las lluvias caídas

Frutos insistió en que este episodio de lluvias representa sólo un alto momentáneo en la buena marcha del sector, que empezó 2024 con récord de contrataciones y que, a pesar de aspectos como la inflación, promete ser un buen año. Además, el presidente de la patronal malagueña y de la andaluza de hostelería valoró el incremento de recursos y reservas hídricas que acarrearán las lluvias de toda la semana, que se han prolongado hasta este mismo Domingo de Resurrección por la mañana: “Puede que hayamos perdido una buena Semana Santa, pero también puede que hayamos ganado un verano normal en lo relativo al suministro de agua, lo que sería una gran noticia”.

A falta de realizar el balance definitivo en unos días, es previsible que se pueda constatar un ligero descenso de la contratación en el conjunto de Andalucía. “Pero si se produce, no será significativo en términos de actividad porque tendrá una causa muy concreta y evidente, que es la presencia de lluvias en el conjunto de la comunidad”, ha subrayado Frutos. De cara al resto de la recién iniciada temporada alta, el presidente de Mahos y de la Federación Hostelería de Andalucía se mostró confiado en una buena marcha del sector y en el cumplimiento de las previsiones generales que hablan de un 2024 satisfactorio en términos de contratación y facturación.

scroll to top