Cerrar

Málaga, certificada como destino para Nómadas Digitales por AENOR

La ciudad ha sido la primera de España en recibir esta certificación por su calidad de vida, servicios y el contexto de la ciudad

nómadas digitales

Los nómadas digitales impulsan el crecimiento del destino que escogen, por su capacidad de consumo, conocimiento y capacidades técnicas

Málaga se ha convertido en la primera ciudad de España que recibe la certificación de Destino para Nómadas Digitales de AENOR. Los nómadas digitales, un colectivo que ha crecido notablemente en los últimos años, son personas que utilizan las tecnologías de la información para trabajar de forma remota. Buscan destinos ideales para vivir por el clima, la cultura y la calidad de vida, y que al mismo tiempo tengan buenas infraestructuras tecnológicas, conexión con otras ciudades, facilidades legales y seguridad -física y sanitaria-, entre otros aspectos. Los nómadas digitales impulsan el crecimiento del destino que escogen, por su capacidad de consumo, conocimiento y capacidades técnicas.

Málaga, cuyo Plan Estratégico 2030 contempla como reto los nómadas digitales, ha sido el primer territorio en superar con éxito el proceso de auditoría de AENOR para obtener la certificación de Destino de Nómadas Digitales.

Para la concesión de este certificado, el equipo auditor de AENOR ha valorado, entre otras cuestiones, la calidad y variedad de los servicios prestados a los nómadas digitales, como evidencian las valoraciones que hacen ellos mismos. Esto, unido al contexto de la ciudad (comunicaciones, entorno empresarial y tecnológico con implantación de compañías de tecnología internacionales, climatología, amabilidad de los habitantes, etc), posiciona a Málaga como un destino atractivo en muchas facetas para distintos tipos de nómadas.

La certificación de Destino para Nómadas Digitales de AENOR requiere de una estrategia, desarrollada a través de un diagnóstico de situación, la implantación de acciones (proactividad) y el seguimiento de los resultados; una metodología de gestión que asegure la implantación y operatividad de las estrategias y procesos; así como un conjunto de indicadores o requisitos de valor para los nómadas digitales, que permiten el conocimiento de su situación y la toma de acciones, conforme a sus competencias. Ejemplos de indicadores son la oferta de alojamientos, infraestructuras de comunicaciones, espacios de coworking, canales y redes de contacto, acciones de promoción, canales de comunicación, etc. La certificación tiene una validez de tres años, durante los cuales se realizan auditorías de seguimiento para comprobar que los compromisos siguen vigentes.

En 2035 se espera que al menos 1.000 millones de personas en el mundo trabajen en núcleos poblacionales alejados del lugar en el que se encuentran sus empresas.
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha destacado “la importancia de esta certificación de AENOR que acredita y subraya las cualidades de Málaga para atraer talento e inversiones y la posiciona como pionera en este tipo de iniciativas que sin duda revierten en la actividad y en el tejido económico de la ciudad. Málaga ofrece un ecosistema innovador y sostenible, que se sustenta en la alianza entre administraciones y la colaboración público-privada, y que brinda oportunidades tanto a los malagueños, dentro de nuestra decidida apuesta por potenciar y poner en valor el talento local, como a profesionales foráneos”.

scroll to top