Comienzan las obras de Be Lagom en Benahavís, primer proyecto ecológico de España

5.000 metros cuadrados de zonas verdes y huertos para cada villa son algunas de las características de la construcción que cuenta con la certificación Breeam.

Presentación inicio obras Be Lagom.
Presentación inicio obras Be Lagom.

Pasear por unos jardines de árboles frutales, bosque y huertos cultivables de más de 5.000 metros cuadrados mientras disfrutas de unas excepcionales vistas desde la loma de La Alquería, en Benahavís. Disfrutar de una vivienda sostenible, construida con materiales nobles como piedra y madera conviviendo con espacios de agua. Esto será posible dentro de poco, ya que han comenzado las obras de Be Lagom, el proyecto de la promotora Altur Homes que nace como una de las iniciativas de mayor calidad y exclusividad en la joya natural de la Costa del Sol, el municipio de Benahavís.

La promotora ha adjudicado recientemente la construcción de este inigualable complejo residencial a la reconocida constructora Rugue con amplia trayectoria en la Costa del Sol. Las 13 villas que formarán Be Lagom y que han sido diseñadas por el estudio de arquitectura González & Jacobson, podrán ser disfrutadas por sus propietarios en junio de 2021, según el plazo de construcción estimado. 

Un centenar de personas, fundamentalmente referentes de las principales instituciones y profesionales del sector inmobiliario y de la construcción, acudieron a la presentación del inicio de obras celebrada en el mismo lugar donde se levantarán las viviendas. A este acto, acudieron también la primera teniente de alcalde y concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Benahavís, Isabel Guerrero, quien quiso destacar la importancia de que un nuevo proyecto que prima la sostenibilidad y los recursos naturales elija Benahavís, municipio de la Costa del Sol que ya es un emblema en el sector de las viviendas de alta gama con grandes extensiones de zonas verdes.

Interiores Be Lagom.
Interiores Be Lagom.

Las 13 villas que conformarán Be Lagom serán distintas entre sí para adaptarse a la especial orografía del terreno, lo que permitirá que cada vivienda tenga una personalización a juego con el terruño. La arquitectura rompe con las últimas tendencias de villas en la Costa del Sol, volviendo a lo tradicional. La piedra, la madera o el hormigón hablan por sí mismos y forman parte de la naturaleza que los rodea. La promotora tiene prevista una inversión superior a los 15 millones de euros en la ejecución de esta promoción.

Aprovechar las vistas naturales

Las edificaciones, de unos 600 metros cuadrados cada una, estarán dispuestas en 4 plantas: una planta inferior con plena utilización y vista externa, planta baja, planta alta y solárium. La entrada a la vivienda se efectúa a través de un porche de acceso situado en planta solárium que desemboca en un hall principal con un núcleo de escaleras y ascensor que comunica a los restantes niveles. El solárium o terraza cuenta con jacuzzi y en el exterior se ubica un aparcamiento.

“Desde un principio tuvimos claro que Be Lagom tenía que ser un proyecto especial y único. Una auténtica filosofía de vida reflejada en hogares del siglo XXI con una mezcla perfecta entre diseño y respeto por el entorno. Partimos de la idea de construir hogares sostenibles y en contacto directo con la naturaleza. Un viaje de vuelta a lo orgánico y ecológico, donde cada propietario disfrute de su propio huerto para cultivar productos naturales, asesorado y gestionado por agricultores expertos”, explica Javier Hernandez, el CEO de Altur Homes.

Imagen real de una zona de huerto creada junto a la oficina de ventas de Be Lagom
Imagen real de una zona de huerto creada junto a la oficina de ventas de Be Lagom

Como representante de la propiedad acudió Sole Fernández Díaz quien destacó las cualidades medioambientales del proyecto Be Lagom. Asimismo, agradeció la labor del arquitecto Rodolfo Amieva del estudio de arquitectura González & Jacobson; de la paisajista Laura Pou; del servicio jurídico de Pérez de Vargas Abogados y de la agencia Carmen Durán Comunicación.

También el director de ventas de la comercializadora Nvoga Marbella Realty, Thomas Graham, dirigió unas palabras a los asistentes para explicarles todos los detalles de las viviendas cuya construcción ya se ha iniciado.

Además del jardín con huerto cultivable de cada propiedad, habrá un jardín comunitario que tendrá un sector de árboles frutales, básicamente mediterráneos, en el que habrá higueras, cítricos, ciruelos, caquis y algún guiño a la planta subtropical que en la Costa del Sol se da mucho como aguacates y mangos. Adicionalmente, habrá un espacio de hortalizas estacionales (tomateras, berenjenas y coles). Habrá también plantas aromáticas que servirán para aromatizar diferentes espacios (lavanda, romero, tomillo). Y todo lo necesario para poder hacer jaleas, encurtidos, saquitos aromáticos…

“Los propietarios tienen sus salidas a esta gran zona común perfectamente estructurada y cuidada que convivirá con una zona de pérgolas con limones y con parras y alguna trepadora de olor para poder almorzar, cenar o tomar el té, hacer picnics y reuniones para compartir lo natural, lo rústico, lo muy primario…”. Así define el proyecto la paisajista Laura Pou, artífice de la zona verde de Be Lagom.

Be Lagom proporciona ese entorno que tiene en cuenta la creciente demanda de espacios más sostenibles, eficientes energéticamente y sanos. Be Lagom es un proyecto inmobiliario único que hará del modo de vivir de sus propietarios un ejemplo de la llamada economía circular, tan en boga en los últimos tiempos.

La sostenibilidad, el equilibrio y la filosofía de vida que lleva implícita Be Lagom no podía darse sin estos elementos naturales que además de su uso, implican un modo de vida sostenible y ecuánime. De esta forma se ha pretendido volver a lo natural, a la esencia del ser humano. No hay en toda la Costa del Sol ni en España una promoción que tenga las características arquitectónicas sostenibles y orgánicas que contempla Be Lagom.