El pasado 26 de septiembre esta casa de vinos y comidas situada en calle Pedro de Toledo abrió sus puertas para delicia del paladar.

Con el término ‘Cocina de Herencia’, creado por Antonio Fernández se pretende recuperar las recetas de nuestras madres y abuelas tratando con el máximo respeto la calidad del producto de cercanía.