El Ibima incrementa su producción científica en más de un 20% en los últimos años

El incremento se da en publicaciones científicas de alto prestigio, ascenso trasladado también al aumento de los proyectos concedidos, de los ensayos clínicos y en la atracción del talento del personal investigador.

Centro de Investigación Ibima.
Centro de Investigación Ibima.

E.P. La producción científica del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) se ha incrementado en un 20 por ciento en los últimos años, según los datos de la memoria científica de 2018, desarrollada entre los hospitales públicos malagueños, junto con la Universidad de Málaga (UMA). Destaca también que tiene 222 proyectos de investigación activos competitivos, un 22 por ciento más.

El incremento se da en publicaciones científicas de alto prestigio, ascenso trasladado también al aumento de los proyectos concedidos, de los ensayos clínicos y en la atracción del talento del personal investigador de alta cualificación, entre otros.

A la presentación de la memoria han acudido el delegado de Salud y Familias en Málaga, Carlos Bautista; el director científico de Ibima, Francisco J. Tinahones; Domingo Hernández, vicedirector científico del instituto; el director gerente del Hospital Regional Universitario de Málaga, Víctor Baena; el director gerente del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, José Antonio Medina y Juan Teodomiro López, vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Málaga.

Se ha experimentado un aumento del 17 por ciento en artículos publicados en revistas situadas en el primer cuartil.

Tomando como referencia el Journal Citation Report (JCR) –indicador de calidad más conocido y valorado por los organismos de evaluación de la actividad investigadora–, se ha pasado de 477 a 533 publicaciones en relación con el año 2017, lo que supone más de un diez por ciento de incremento, situando además a más de un dos tercios de las publicaciones entre el primer cuartil y decil, es decir, en revistas de mayor impacto.

En este sentido, se ha experimentado un aumento del 17 por ciento en artículos publicados en revistas situadas en el primer cuartil, así como un 19 por ciento de publicaciones situadas en el primer decil, en relación al año 2017. En cuanto al factor de impacto (FI), también ha experimentado una subida del 14 por ciento respecto a 2017, cifra que viene a confirmar la tendencia ascendente de los últimos ejercicios.

Tinahones ha subrayado que el Ibima está en una “etapa madura que está dando lugar al incremento de la colaboración, no solamente intra instituto, sino también con el exterior, mejorando su presencia a nivel nacional e internacional”.

Precisamente, en el apartado de colaboraciones, ha habido un considerable ascenso a nivel general, con un cinco por ciento más que en 2017; siendo especialmente significativa la colaboración entre los propios grupos de investigación del Instituto. En el contexto regional se ha pasado de un 36 por ciento frente a un 31 por ciento en 2017, mientras que a nivel nacional el incremento ha sido del 55 por ciento frente al 52 y del 19 por ciento frente al diez por ciento en el plano internacional.

Proyectos de investigación

Con relación a los proyectos de investigación conseguidos en 2018, el incremento ha sido de casi un 40 por ciento frente al ejercicio anterior. En este sentido, a nivel regional se han obtenido 26 proyectos frente a los 16 del pasado año, así como a nivel nacional 31 –20 en 2017– y a nivel internacional cinco nuevos proyectos en relación con los tres del año anterior.

Actualmente, son 222 los proyectos activos competitivos de Ibima, cifra que también se ha visto incrementada en un 22 por ciento. Según la dirección científica, cifras “muy positivas y fruto de un intenso trabajo que ha dado lugar a que esté en disposición de presentarse a proyectos cada vez más competitivos, con una interesante tasa de éxito, tanto en un contexto nacional como internacional”.

Además, Tinahones ha recordado que “se trata de proyectos que, además de ser muy competitivos, tienen una alta aplicabilidad, cumpliendo con uno de los principales objetivos del Instituto, como es la traslación de los resultados de la investigación biomédica a la sociedad”.

Los ensayos clínicos y estudios observacionales han tenido una progresión positiva, ya que se encuentran 713 en activo, frente a los 648 del año 2017, lo que supone un diez por ciento más. En cuanto a la evolución de los ensayos clínicos realizados en Ibima en fases tempranas, en 2018 se registraron un total de 35 en Fase I (+23%), 140 en Fase II (+11%).

Además, unos 7.000 pacientes están participando en todos los estudios activos en Málaga, haciéndolo casi la mitad de manera concreta en ensayos clínicos.

Incremento del número de grupos e investigadores adscritos

La atracción del talento es otro de los puntos fuertes del Instituto, contándose en 2018 con casi un centenar de ayudas para recursos humanos financiadas en convocatorias competitivas que partieron de las distintas entidades financiadoras, en concreto, 97 ayudas que suponen un incremento del cinco por ciento con respecto al año 2017.

Otros aspectos destacados del pasado ejercicio son la pertenencia de investigadores de Ibima a 34 Redes Temáticas de Investigación Cooperativa en Salud (RETIC) nacionales e internacionales, un 20 por ciento más que en 2017; a seis plataformas del Instituto de Salud Carlos III (+15%) y los siete grupos en Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER) (+30% más que en 2017).

Por otro lado, el número de grupos también se ha visto incrementado en más de un 13 por ciento en relación con el año 2017, siendo la actualidad 55 grupos, de los que 42 son de investigación consolidados, cinco emergentes y ocho asociados.

Actualmente, Ibima lo componen 780 investigadores, lo que supone un crecimiento del diez por ciento en tan solo un año del personal adscrito al Instituto, trasladándose este incremento también en la cuota de la comunidad científica que lidera proyectos de investigación, significando casi el 17 por ciento del total de investigadores.

Aprobación de un plan estratégico de presente y futuro

El Plan Estratégico 2018-2022, aprobado por el Consejo Rector, engloba las principales líneas de actuación para los próximos cuatro años, llevándose a cabo una reestructuración de las áreas de investigación, pasándose de seis, a cuatro áreas que cuentan con otras dos transversales como IBIMA-Rare e IBIMA-Tech, centradas en grupos que trabajan sobre las enfermedades raras y las nuevas tecnologías en Salud e Innovación.

Otro de los aspectos que han significado una mejora significativa es la apuesta por actividades que generen fondos para la investigación mediante el mecenazgo, contándose con distintas convocatorias, financiación de proyectos o premios por parte de Fundación Bancaria Unicaja, Obra Social ‘La Caixa’ o Roche Farma, entre otras donaciones de particulares y asociaciones; unida a una apuesta por potenciar la visibilidad de Ibima mediante una estrategia de comunicación interna y externa apostando por la presencia en medios de comunicación y redes sociales corporativas.