Picasso Towers, un proyecto residencial de gran lujo en Málaga

Picasso Towers proyectará una imagen más moderna de Málaga y regenerará el litoral oeste dando respuesta a la necesidad que plantea la ciudad de tener un espacio residencial de máxima calidad.

José Ignacio Carrión, Miguel Fajardo, Carlos Rodríguez y Pedro Rodríguez.
José Ignacio Carrión, Miguel Fajardo, Carlos Rodríguez y Pedro Rodríguez.

Las instalaciones de la agencia El Cuartel han acogido un desayuno informal entre periodistas y responsables del proyecto  urbanístico Picasso Towers, llevado a cabo por las empresas Metrovacesa y Sierra Blanca Estates. A la cita han acudido Miguel Fajardo, gerente de Picasso Towers y portavoz de Metrovacesa; José Ignacio Carrión, delegado territorial de Metrovacesa; Pedro Rodríguez, fundador de Sierra Blanca Estates; y Carlos Rodríguez, CEO de Sierra Blanca Estates.

Picasso Towers es el proyecto residencial que ha puesto en marcha Metrovacesa, la promotora inmobiliaria líder en España, junto con Sierra Blanca Estates, compañía líder en la promoción de viviendas de lujo en Marbella y la Costa del Sol. Se trata de uno de los proyectos urbanísticos más importantes para la ciudad de Málaga en la actualidad.

Su ubicación es ideal, situado en el ámbito de Torre del Río, en el Paseo Marítimo Antonio Banderas, zona que “se convertirá en la milla de oro de Málaga”, según palabras de Pedro Rodríguez, quien también añade que se trata de “el mejor producto residencial de la historia de Málaga hasta ahora”.

Piso piloto.
Piso piloto.

El complejo urbanístico contará con 86.963m² y estará formado por tres torres residenciales de 21 plantas cada una. El proyecto albergará un total de 213 viviendas de entre 132m² y 404m², y dispondrán de amplias terrazas con vistas a la costa malagueña. Además, contarán con tres piscinas, una climatizada y dos exteriores; spa; gimnasio; sala de cine privada; ludoteca, área de coworking y hasta guardería. Por tanto, serán viviendas inteligentes y adaptadas a las últimas tecnologías.

Los residentes contarán con una App móvil desde la que se podrá gestionar la disponibilidad de una sala para organizar una reunión de negocios o reservar una clase de spa, entre otras muchas funciones.

Las obras de urbanización ya se han iniciado y se ha solicitado la licencia para la construcción de la primera torre. Se espera obtener el visto bueno entre septiembre y octubre, y comenzar la construcción en noviembre. Las expectativas son finalizar este complejo urbanístico en 2023, aunque está previsto que las primeras viviendas comiencen a entregarse a finales de 2021.

A pesar de que aún no se ha lanzado la noticia a nivel internacional, ya se ha realizado la reserva de un 30% de la primera torre de viviendas, es decir, la respuesta ha sido muy positiva. Según José Ignacio Carrión “la mayoría de estos clientes son locales, puesto que aún no ha empezado a moverse la promoción fuera de la ciudad. El perfil del contratante es muy claro: gente joven de éxito dedicada al mundo de las nuevas tecnologías. Esto es muy positivo ya que, como señalan los miembros de Picasso Towers, el gran reto de Málaga es que grandes compañías internacionales trasladen su sede a nuestra ciudad. De hecho, algunas ya han mostrado su interés en este proyecto, aunque no se pueden revelar nombres por el momento”.

Piscina Infinity.
Piscina Infinity.

Picasso Towers, que desde el inicio ha contado con el apoyo por parte del Ayuntamiento de Málaga, supondrá una inversión total de 225 millones de euros para la ciudad y prevé generar más de 1500 puestos de empleo. Uno de los objetivos de este proyecto es posicionar internacionalmente la imagen de Málaga y que comience a considerarse un destino, no solo vacacional, sino también residencial para nacionales y extranjeros que desean adquirir una vivienda de máxima calidad. “Puede encontrarse este producto en otros lugares, pero no con una ciudad como Málaga”, señalaba José Ignacio Carrión, delegado territorial de Metrovacesa.

En cuanto al precio, existe un amplio rango según las características y el tamaño. Un 40% de las viviendas está por debajo del millón de euros