Málaga, tercer destino en España de las conocidas “Golden Visa”

Nuestra ciudad se sitúa por detrás de Barcelona, que acumula 1.384 millones de euros (42%) y casi al mismo nivel que Madrid, con 490 millones (14,9%).

0
Vistas de la ciudad de Málaga
Vistas de la ciudad de Málaga.

E.P. Málaga es el tercer destino de España en inversiones en inmuebles provenientes de las ‘Golden Visa’ –visados y autorizaciones específicos que facilitan la residencia de ciudadanos extracomunitarios que realizan importantes inversiones en el país–, con un total de 473 millones de euros (14,4% del total).

Así, Málaga se sitúa por detrás de Barcelona, que acumula 1.384 millones de euros (42%) y casi al mismo nivel que Madrid, con 490 millones (14,9%), según datos facilitados a Europa Press por el Servicio de Estudios del Parlamento Europeo (EPRS).

Desde que entrara en vigor en 2013 la ley que regula estos movimientos, en cuanto a inversores en inmuebles, los visados y/o autorizaciones de residencia alcanzaron en España el número de 3.306 con una inversión superior a 2.459 millones de euros. Se pueden adquirir a cambio de comprar inmuebles de más de 500.000 euros, en el caso de las inversiones inmobiliarias.

Además, Málaga ocupa el cuarto lugar según las mayores inversiones realizadas, con un inmueble de 9,25 millones de euros adquirido por una persona de nacionalidad rusa.

En primer lugar se sitúa Islas Baleares, con un inmueble de 48 millones de euros y otro de 9,6 millones de euros, ambos realizados por ciudadanos de nacionalidad china; seguida por Madrid, con un inmueble de 27,5 millones adquirido por una persona de nacionalidad china y otro de 9,25 millones adquirido por un ciudadano libio; y Barcelona, con dos inmuebles de 12,38 millones adquiridos por una persona de nacionalidad rusa.

Por nacionalidad, los ciudadanos que ocupan la primera posición en la concesión de visados/autorizaciones de residencia emitidas han sido los de nacionalidad china, con 1.236 visados/autorizaciones (37,5%).

En segunda posición están los ciudadanos rusos, con el 26,4% (870 visados/autorizaciones) y en tercera posición están los ciudadanos ucranianos, con el 3,8%(124).

Por cuantía de inversión, ocupan la primera posición los ciudadanos chinos, con más de 797 millones de euros (32,4%); la segunda posición los de nacionalidad rusa, con más de 736 millones (30,0%); y en tercer lugar se sitúan los ciudadanos ucranianos con casi 92 millones (3,7%).

Aviso de Bruselas

La Comisión Europea alertó el pasado miércoles 23 de enero de los riesgos para la seguridad en la Unión Europea de los programas que varios países han puesto en marcha durante los últimos años para conceder residencia temporal o nacionalidad a ciudadanos extracomunitarios que realizan importantes inversiones, como la compra de viviendas de lujo.

Desde Bruselas reclamaron a los Gobiernos que aplican estas leyes para atraer inversiones –entre los que se incluye España– que tomen medidas para reforzar el control y una mayor transparencia, ya que a la UE le preocupa que estos mecanismos faciliten la entrada al blanqueo de capitales, la evasión fiscal y otras prácticas corruptas.

Por ello aseguraron que supervisarán el cumplimiento de las leyes por parte de los Estados miembros y alertaron que tomarán las medidas oportunas si fuera necesario, aunque en la UE no existen actualmente normas armonizadas que se apliquen a la concesión de permisos de residencia a extracomunitarios, competencias que pertenecen a los Estados.

¿Qué sucede en España?
La Sección de Movilidad Internacional de la Ley 14/2013 estableció un marco específico y especializado en España para favorecer la entrada y residencia en el país de profesionales altamente cualificados, inversores, emprendedores, investigadores o trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales dentro de la misma empresa o grupo.
Esta medida está en línea con las decisiones adoptadas en otros países de la OCDE, como EE.UU, Reino Unido, Canadá, Irlanda o Portugal, que ya han implantado este sistema ágil para atraer inversión, que en España ha supuesto la emisión de 42.521 visados y autorizaciones y una cantidad de 3.462 millones de euros, la mayoría declarada en inmuebles (2.459 millones).
El esquema de atracción de inversiones español se fundamenta en dicho sistema de concesión de visados o autorizaciones de trabajo para ciudadanos extracomunitarios, “preservando aquellas garantías que resultan esenciales para la seguridad de la sociedad y el sostenimiento de los servicios públicos”.
En cuanto a la creación de empleo de este programa de movilidad, el empleo total estimado asciende a 48.584 trabajadores, siendo 32.855 de empleo directo y 15.729 de empleo indirecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here