Francisco Salado ha sido elegido presidente de la Diputación de Málaga, con los votos del PP y de Ciudadanos, en un pleno extraordinario que la corporación provincial ha celebrado. Salado, hasta ahora vicepresidente de la institución provincial, ha recibido el bastón de mando de manos de Elías Bendodo, que ha dejado la presidencia de la Diputación tras su nombramiento como consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

El acto, celebrado en el Salón de Plenos, ha contado con la presencia de más de 200 personas, entre ellas expresidentes de la Diputación, alcaldes, concejales, parlamentarios y representantes de diversas instituciones, asociaciones, entidades y empresas de toda la provincia.

Acto posesión Francisco Salado.
Acto posesión Francisco Salado.

En su discurso, Salado ha dirigido palabras de agradecimiento a su familia y a su antecesor, Elías Bendodo, en las que ha destacado su confianza y el trabajo que ha realizado en los últimos ocho años al frente de la institución con proyectos como el Caminito del Rey, la Senda Litoral, Sabor a Málaga, La Térmica y La Noria, entre otros. Pero a su juicio, su principal legado ha sido “la ambición sana por la provincia, su espíritu emprendedor, su determinación y su inconformismo”.

Acto posesión Francisco Salado.
Acto posesión Francisco Salado.

El nuevo presidente se ha comprometido a “mantener vivo ese legado y no aceptar un no por respuesta”. Asimismo, ha expresado la intención de la Diputación de mejorar la coordinación con la Junta de Andalucía en materia social y ha recordado la importancia de la cooperación y el trabajo con lealtad por los intereses de Málaga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here