Construcción

Se clausura el IV Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción

Este encuentro ha sido organizado por la Fundación Sando junto con la Cátedra de Prevención y RSC y la Escuela Superior Técnica de Ingeniería de la UMA
13/11/2014

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:
Se clausura el IV Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción

El IV Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción, organizado por Fundación Sando, junto con la Cátedra de Prevención y RSC y la Escuela Superior Técnica de Ingeniería de la Universidad de Málaga, ha tratado durante la mañana de ayer tres asuntos de primer orden dentro de la Prevención de Riesgos Laborales: las disposiciones internacionales sobre la seguridad de la maquinaria móvil, la situación de la prevención en el sector tras la crisis y la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2014-2020.

La inauguración de la jornada contó con la participación de la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el director general de Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Zambrana, y el presidente de Sando, José Luis Sánchez Domínguez.

El encuentro se inició con unas palabras del presidente de Sando, José Luis Sánchez Domínguez, quien recordó que este año la empresa cumple el 40 Aniversario de su fundación y destacó la importancia de la prevención en Sando: “constituye una partida imposible de recortar, porque de ella dependen la seguridad y salud del bien más significativo de una compañía, su capital humano”.

Francisco Javier Zambrana, incidió en la necesidad de que empresa e instituciones unan esfuerzos en materia de seguridad y en el cambio de modelo del sector de la construcción: “es fundamental que la construcción vuelva a crecer para la recuperación de la economía y estar preparados para los nuevos riesgos que suponen este cambio”.

A continuación, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, puso de manifiesto el esfuerzo realizado en los servicios que presta el Ayuntamiento para progresar en la seguridad de los trabajadores: “todo lo que se haga en materia de prevención es poco y tenemos que seguir trabajando constantemente”.

La Rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, señaló que la sociedad debe juntar sinergias en cuanto a la prevención: “estamos en un momento crucial tanto en el sector público como privado y es imprescindible unir a instituciones y empresas en actividades, como por ejemplo esta jornada de prevención en la que también están los estudiantes, que son el futuro”.

La primera mesa redonda, sobre las disposiciones internacionales en relación a la seguridad de la maquinaria móvil de construcción, se inició con la intervención de Ricardo Zubiría de Castro, jefe de Operaciones y Tecnología de Seguridad y Salud en el Trabajo de AENOR Andalucía, que expresó su punto de vista sobre la calidad en el ámbito de la prevención. Francisco Godoy Sánchez, coordinador-Técnico de Seguridad y Salud de la Gerencia de Urbanismo de Málaga, explicó a continuación la dificultad que supone la gestión y coordinación de los proyectos de seguridad y salud.

Dentro de la mesa redonda, Jesús Crespo Curado, jefe de Servicios Técnicos y Coordinación de SSL de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, resaltó la gran variedad de trabajos distintos que se desarrollan para la administración y la complejidad para que todas las empresas cumplan con la legislación en prevención. Para concluir, José Vicente Máñez, director de Actividad Técnica de Unipresalud, aportó la visión de los servicios de prevención ajenos en este sentido.

La crisis y el papel de la prevención ante esta situación centró la segunda de las mesas redondas, en la que Francisco Carbonero, secretario general de CCOO Andalucía, empezó comentando la relación entre empresa y sindicato, que aunque pueden parecer contrapuestos, poseen el mismo objetivo, la defensa de la seguridad de los trabajadores: “la prevención de riesgos laborales nunca puede ser considerado como un gasto, sino como una inversión”. En el mismo sentido, José Manuel Rodríguez Saucedo, adjunto al Secretario General de MCA Andalucía de UGT, incidió en la merma de la calidad en prevención debido a la crisis.

Emilio Corbacho Domínguez, secretario General de Fadeco Contratistas, resaltó el esfuerzo hecho para dotar a Andalucía de 47 centros de la Fundación Laboral de la Construcción en la que se dedica especial interés a la formación en seguridad y salud. El último ponente de la mesa, Fernando Bentabol Manzanares, fiscal delegado de la Fiscalía de Siniestralidad laboral de Málaga, realizó autocrítica sobre el papel judicial: “históricamente se ha dejado de lado la problemática de la siniestralidad laboral por la dificultad técnica de la materia”.

La Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2014-2020 estuvo presente en las jornadas mediante la ponencia de Rafael Martínez Mesas, subdirector General para la Coordinación en materia de Relaciones Laborales, Prevención de Riesgos Laborales y Medidas de Igualdad del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La jornada concluyó con la clausura y entrega de los premios Fundación Sando a la Seguridad y Salud en el Trabajo en su décima edición. La mesa presidencial estuvo formada por Javier González de Lara y Sarria, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía; Juan Carlos Rubio Romero, director de la Cátedra de Prevención y RSC de la UMA; Jesús Fernández Lozano, director de la E.T.S. de Ingeniería Industrial de la Universidad de Málaga, y José Luis Sánchez Domínguez, presidente de Sando.

González de Lara resaltó el papel de los recursos humanos dentro de la empresa, que constituyen el talento imprescindible para el buen funcionamiento de la misma, reconocío la labor de Sando en materia de prevención y ha puesto énfasis en la necesidad de tener empresas grandes: “Andalucía necesita empresas que tengan el tamaño necesario para poder aportar los recursos imprescindibles en prevención”.

Asimismo, el Director de la E.T.S. de Ingeniería Industrial de la Universidad de Málaga ofreció su escuela como centro de intercambio de conocimientos entre empresas e instituciones. Idea que ha reforzado Juan Carlos Rubio Romero desde su visión como director de la Cátedra de Prevención y RSC de la UMA. Por último, concluyó las jornadas el presidente de Sando, José Luis Sánchez Domínguez, que elogió el progreso realizado en la materia en los últimos 40 años y los medios disponibles actualmente para luchar contra la siniestralidad laboral.

Para finalizar se realizó la entrega premios Fundación Sando a la Seguridad y Salud en el Trabajo. El primero de ellos ha sido para el equipo de obra de Sando construcciones que ejecuta el Paseo Fluvial de la Ría del Odiel (Huelva). Mientras que el reconocimiento a la empresa colaboradora recayó en la compañía Ibérica de Grúas y Transportes.


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?