Feliciano Macías

Quizás no está la cosa tan mal

02/02/2012

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:
Feliciano Macías

Ante un escenario macroeconómico tan complejo, intentar saber como será el presente 2.012 pasa por analizar todos los aspectos de la realidad económica actual.  En este sentido, es interesante la buena evolución de las Bolsas europeas tras la rebaja masiva de calificación de deuda soberana europea, hace unos días, por parte de Standard&Poors.

Como preguntaría un famoso entrenador ¿Por qué? La explicación a dicha favorable evolución a pesar de las malas esta mala noticia, la podemos encontrar mucho más atrás, en como ha evolucionado la crisis griega en estos 2 años, lo cual nos depara buenos y malos efectos secundarios o colaterales.

Los malos son la extensión a otros países de las tensiones en los mercados de deuda, que afectó duramente a Irlanda y Portugal hasta su rescate, y su posterior contagio a economías más fuertes como España e Italia. Recordar que el asunto griego sigue sin cerrarse y su final es incierto. Por el contrario, esto ha tenido sus frutos positivos, y es aflorar las debilidades de estos países posiblemente a tiempo, pues el paso del tiempo hubiera hecho que las medidas adoptadas por Italia y España recientemente van en el buen camino.

Esto se refleja en como han caído las primas de riesgos de estos países desde niveles superior a los 500 puntos, acercándose a niveles de 300 puntos, lo cual es un respiro para la financiación de sus economías, en forma de emisiones de deuda soberana más barata y de mayor volumen. Esto, unido a un posible acuerdo para la refinanciación de Grecia y al anuncio por el FMI de una posible ampliación de sus recursos, al objeto de disponer de dinero suficiente como para apoyar a la zona euro.

Pero quizás la gran medida a resaltar y que ha ayudado a relajar las tensiones en el mercado de duda europeo, ha sido el préstamo a tres años por parte del Banco Central Europeo a los bancos privados, que encubría la intención de que estos compraran deuda soberna de los países en dificultades con el dinero prestado, toda vez que el Banco Central Europeo legalmente no puede hacerlo directamente. Que se ha visto reforzados sus efectos balsámicos sobre la deuda, por la decisión de la Reserva Federal americana, de retrasar cualquier subida de tipos hasta 2.014.
Todas estas medidas buscan estabilizar los mercados y evitar el colapso de liquidez, pero falta la total normalización que pasa por la circulación del dinero privado en los circuitos del mercado.

Respecto a España, todos sabemos que el nuevo gobierno ha aprobado unos ajustes para corregir el déficit, pero es muy importante se vean acompañadas de medidas que fomenten el crecimiento económico, pues sin estas la austeridad llevaría a una espiral de caída de la actividad que acabaría en un impago de la deuda. A estar alturas todos sabemos que urge la reforma laboral y el definitivo saneamiento del sector financiero, pues la financiación que semana a semana pedimos en los mercados se basa en la elección que día a día hacen los inversores nacionales e internacionales, y públicos y privados de donde invierten, y es la “prima de riesgo” la que mide el aumento o reducción de la confianza sobre nuestra economía.

Feliciano Macías. Director de Renta4 Banco, Málaga


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?