Mercedes Mengíbar

¿Qué es una empresa felizmente inteligente?

22/05/2014

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:
Mercedes Mengíbar

La inteligencia organizativa surge de las relaciones sociales (formales e informales) entre individuos.
Son aquellas que consiguen que un grupo de personas, tal vez no extraordinarias, alcancen resultados extraordinarios gracias al modelo en el que colaboran.

Es aquella que aprende e innova de forma constante. Crean riqueza económica, social y medioambiental y no únicamente para los accionistas sino para todo su círculo de relaciones. Desarrollan el talento de las personas destierran el miedo y desarrollan un nuevo tipo de liderazgo.
La experiencia que he ido acumulando en los 20 años que llevo liderando Equipos de Personas y hospitales, me han hecho entender las organizaciones como espacios de crecimiento Personal y Profesional, donde el camino y no la meta en sí misma es el punto de encuentro entre los intereses personales y organizacionales.

El concepto de organizaciones felizmente inteligentes es una idea que afortunadamente cada vez cobra más fuerza en el desafío en la gestión de personas. Es un reto el convertir nuestra organización en una empresa feliz, donde quieran trabajar y desarrollarse nuestros colaboradores.
El atraer y retener personas felices nos permite a las empresas contar con profesionales más productivos, comprometidos y, por ende, las empresas pueden llegar a ser más exitosas, más innovadoras y tener una mejor cuenta de resultados.
Soy una firme convencida que el futuro es el humanismo empresarial, que no es otra cosa que lograr sacar lo mejor de cada persona, y así lograr una sinergia para que se cree un cambio en toda la empresa y se convierta en un espacio de crecimiento personal y profesional.

Para esto es fundamental un liderazgo emocional. Las personas somos emociones y las tenemos que gestionar. Si las empresas nos ocupamos de la felicidad de nuestros profesionales y lo hacemos eficazmente mediante un liderazgo emocional, sin duda, nos convertiremos en organizaciones felizmente inteligentes, capaces de alcanzar el éxito sostenido en el mercado, también en situaciones económicas difíciles.

Esto lo puedo afirmar desde la vivencia que hemos tenido en Xanit, que en tres años hemos conseguido, entre todos, darle la vuelta a este hospital y convertir un proyecto con escasa viabilidad económica, en un proyecto de éxito.
El crecimiento medio de los indicadores de actividad en el período 2010 a 2013 ha sido del 66%, la facturación ha crecido un 56% y hemos multiplicado el EBITDA por 7 veces, es decir hemos conseguido no sólo mejorar la cifra de facturación, sino también mejorar el margen en 10 puntos.

En nuestros hospital desde el 2010 estamos en un proceso de gestión del cambio y estamos creando una nueva cultura, abierta, participativa, donde las personas puedan expresar su creatividad… Para nosotros la calidad es una forma de pensamiento y actuación, disfrutamos con lo que hacemos y entendemos que la salud de nuestros pacientes es personal.

Mercedes Mengíbar

Consejera-Delegada y Directora-Gerente de Xanit Hospital Internacional


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?