Emprendedores

Profesional de entre 26 y 45 años, estudios superiores y asalariado: Así es el emprendedor andaluz

Son datos del Barómetro del Emprendimiento andaluz de la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía, a través de Andalucía Emprende. Se ha presentado hoy en Málaga.
27/10/2015

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:

El perfil del nuevo emprendedor andaluz es el de un varón de entre 26 y 45 años, con estudios superiores, asalariado y sin experiencia previa en la creación de empresas, según recoge el Barómetro del Emprendimiento en Andalucía, una investigación sociológica sobre las personas que crean y consolidan empresas en la comunidad autónoma realizada por la Consejería de Economía y Conocimiento, a través de Andalucía Emprende y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Los objetivos fundamentales de este estudio, que ha sido presentado en Málaga, son conocer las circunstancias, valores y prioridades de personas que se encuentran en distintos momentos del proceso emprendedor; obtener una radiografía de qué significa el éxito en el emprendimiento, contando con la opinión y valoración de sus protagonistas; identificar las causas que llevan al fracaso o que hacen que los proyectos consigan alcanzar sus objetivos, consolidarse y crecer; y analizar las cualidades de los emprendedores para propiciar su transferencia y desarrollo.

Los resultados se han extraído de una encuesta realizada a 600 personas emprendedoras que han dado de alta su actividad entre 2007 y 2015 y cuyas empresas están en activo. Con ello se ha pretendido recoger la experiencia tanto de los proyectos empresariales nacientes como de aquéllos que iniciaron su actividad en plena crisis económica y han consolidado exitosamente su empresa. El Barómetro permite trazar un perfil del actual emprendedor en Andalucía, que es varón en un 67%, de entre 26 y 35 años (34%) y de entre 36 y 45 (34,2%), con cargas familiares (58,2%), con estudios secundarios (36,5%) o superiores (33,7%), sin una experiencia previa en la creación de empresas (75%) y que trabajaba como asalariado antes de emprender (47,5%).

Entre las razones que más influyen en los emprendedores andaluces a la hora de poner en marcha sus proyectos se encuentran las actitudes personales (constancia y perseverancia, confianza en sí mismos, empatía, asunción de riesgos y creatividad). En cuanto a las mayores motivaciones de los encuestados para emprender están el ganarse la vida, aprovechar sus conocimientos, trabajar en lo que más les gusta, satisfacción personal, independencia a la hora de tomar decisiones (ser sus propios jefes) y aprovechar oportunidades claras de hacer negocio. Otro rasgo que destaca de este estudio es que un 88,5% de los emprendedores encuestados considera haber tenido un éxito medio o elevado o medio, frente al 11,5% que declara haber tenido un éxito escaso o nulo.

En cuanto a los factores que mejor diferencian a los emprendedores de éxito elevado de los de éxito escaso, el Barómetro señala la idea o el modelo de negocio del propio proyecto, la capacidad de innovación y la organización interna de la empresa, la relación con el resto de los socios, el número de clientes potenciales y la valoración que la sociedad hace del emprendimiento. Con relación a las expectativas de supervivencia, en torno al 60% espera un crecimiento suficiente de clientes y facturación y un 33% cree que en los próximos 12 meses ampliará su plantilla con algún puesto de trabajo más, siendo sólo un 6% quienes prevén una alta la probabilidad de cierre.

Por otro lado, la capacidad personal, las horas de trabajo y el apoyo de la familia se han destacado como factores principales que ayudan al emprendimiento, mientras que los impuestos, la crisis, la burocracia y la competencia han supuesto los principales escollos. El Barómetro arroja también interesantes cifras en lo que se refiere al apoyo de la Administración pública al emprendimiento. De hecho, se destaca que el 41% de quienes han emprendido en los últimos ocho años considera que las entidades públicas han supuesto una ayuda en su nivel de éxito empresarial.

Andalucía Emprende

Andalucía Emprende es una fundación adscrita a la Consejería de Economía que tiene como principal misión impulsar la actividad empresarial en la región mediante la prestación de servicios de apoyo para la puesta en marcha y el desarrollo de ideas de negocio, así como fomentar la cultura emprendedora a través de actuaciones y programas específicos de dinamización en sectores estratégicos.

Para ello, cuenta con 215 Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE), que dan cobertura al 100% de la región y con un cualificado equipo técnico de especialistas en creación y desarrollo empresarial que prestan, entre otros, servicios de asistencia, asesoramiento técnico cualificado, formación y tutorización para ayudar a emprendedores y empresarios en la puesta en marcha de nuevas empresas y en el desarrollo de las existentes. Además, Andalucía Emprende ofrece un servicio de alojamiento empresarial en naves industriales u oficinas que permite a los emprendedores contar con un espacio en el que desarrollar su actividad durante un tiempo determinado, con el apoyo permanente del personal técnico especializado, que les acompaña en todo el proceso de creación y desarrollo empresarial.

En lo que va de 2015, los CADE andaluces han impulsado la creación de 12.823 empresas y 16.967 empleos estables y una inversión inicial estimada de 133,6 millones de euros. El 72% de las empresas incubadas en estos centros siguen activas tras dos años de actividad, índice que supera en un 12,23% al de las empresas que nacen sin el apoyo de esta red.


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?