Silvia Morales

Problemas que se encontrarán las empresas ante el plan de pago del Gobierno para acabar con la morosidad de las Administraciones Públicas

11/04/2012

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:
Silvia Morales

Sefisco Asesores en respuesta al Real Decreto-Ley 4/2012 aprobado por el gobierno con fecha 25 de febrero de 2012, facilita todos los trámites necesarios para que las empresas se acojan a la nueva ley.

El pasado 15 de Marzo los ayuntamientos presentaron una lista con las deudas a los proveedores, las Comunidades Autónomas tienen hasta el 15 de Abril. A partir de dicho plazo, los acreedores disponen de un mes para manifestar su voluntad de cobrar e indicar la cuenta bancaria para el abono de la deuda. En caso de no estar incluidos en las listas oficiales, deben solicitar un certificado individual de reconocimiento de deuda que los ayuntamientos deberán expedir en un plan de 15 días, pasado dicho plazo sin obtener respuesta, se entenderá reconocido el derecho de cobro de forma inmediata.

Las administraciones, tendrán la obligación de presentar un plan de reequilibrio muy drástico que garantice el pago a las entidades bancarias.

Los proveedores que se beneficien de esta macrooperación, solo podrán reclamar las deudas vencidas, líquidas y exigibles (facturas que hayan tenido entrada en el registro administrativo de la entidad local antes del 1 de Enero de 2012) y las deudas que se deriven de contratos administrativos de obras, servicios o suministros.

Los primeros cinco días de cada mes, las entidades locales tendrán que comunicar al Ministerio de Economía los certificados individuales que hayan expedido. Así el Ministerio remite la relación de proveedores con derecho a cobro al ICO, quien funcionará como agente de pagos y será el encargado de ordenar los pagos a través de las entidades de crédito adheridas, abonando éstas las cantidades en la cuenta corriente facilitada por los proveedores.

El Ministro de Hacienda, en contra de lo que dicen los decretos aprobados,  ha anunciado que no se priorizará a los que asuman un descuento de la deuda, sino que tendrán prioridad para cobrar los que acumulen facturas más antiguas.

El pago de las deudas obliga a renunciar al cobro de los intereses de demora, a las costas judiciales y demás gastos accesorios.

Otro aspecto importante es quien pagará los intereses que cobrarán los bancos por ayudar a las administraciones a pagar sus deudas (entorno al 5%), ya que en un primer momento se barajaba que fueran los contratistas, finalmente serán los ayuntamientos los que asuman dichos gastos, es decir, que se avecinan subidas de impuestos y recortes.

Los subcontratistas no podrán acogerse al plan, quedando para ellos la vía de los tribunales para reclamar las deudas de las facturas que les deben los proveedores de las administraciones públicas.

Desde la aprobación de este Real Decreto Ley, algunas entidades financieras ofrecen a los acreedores comprar sus deudas  con un descuento. Sefisco Asesores pretende facilitar a las empresas el camino adecuado para saber a qué entidades dirigirse, así como orientarles en la negociación.

El Plan tiene su vigencia durante el año 2012.


Silvia Morales, socia de Sefisco Asesores.


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?