Medio Ambiente

Grupo Baeza aboga por el medio ambiente

La enseña malagueña ha impulsado una campaña informativa en la que propone que las piscinas continúen llenas en invierno como medida que favorece el cuidado del medio ambiente y el ahorro de agua y energía.
19/09/2016

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:

 "Durante el invierno, ante la finalización del verano, muchos propietarios optan por vaciar su piscina o dejarla a mitad del vaso", han informado desde la entidad.

Por ello, Grupo Baeza aconseja "una serie de pautas para la conservación de las piscinas en otoño y en invierno que es importante llevar a cabo para poder disfrutar de sus instalaciones la próxima temporada de baño sin ningún tipo de contratiempo y sin realizar desembolsos económicos extraordinarios. Tan solo hay que cuidar la piscina durante todo el año", han anunciado a través de un comunicado.

"Y lo más importante, realizaremos un gran favor al medio ambiente, y un importante ahorro en el consumo de agua y energía", ha asegurado el consejero delegado del Grupo, Patricio Baeza.

Si antes el proceso de mantenimiento de las piscinas requería vaciarlas y limpiarlas depurando el agua de forma permanente, ahora las nuevas tecnologías permiten aplicar el método denominado 'hibernación', "que es más sencillo, económico y respetuoso con el medio ambiente", ha señalado.

Desde Grupo Baeza aseguran que este sistema permite mantener el agua sin contaminar de una temporada a la siguiente. Asimismo, han explicado que lo primero que se debe hacer para el mantenimiento de las piscinas es comprobar los sistemas de filtración, que deberán estar en perfecto estado para su uso.

El segundo paso consiste en hacer un tratamiento con cloro, utilizando un producto Invernador tanto líquido como sólido. En todas las piscinas, pero sobre todo en las que tienen vegetación a su alrededor, también es aconsejable aplicar un tratamiento desinfectante de cloro y alguicidas. Así se evita la descomposición. "Este tratamiento se suele hacer a finales de septiembre y en febrero", han apuntado.

Otro aspecto a tener en cuenta en el mantenimiento de piscinas es el control del pH del agua, que tiene que estar siempre comprendido entre unos valores que oscilen entre el 7.2 y el 7.6, para evitar las algas y las irritaciones en la piel.

Si la piscina tiene cubierta, es importante tener en cuenta que hay que aclarar la misma antes de comenzar las acciones de invernación de la piscina, ya que es probable que en su superficie haya polvo acumulado si no la hemos movido durante un tiempo. Esta misma operación hay que repetirla antes de quitar la cubierta a comienzos de la temporada de baño. Y, por último, Grupo Baeza aconseja que los mejores días para limpiar la cubierta nunca son los más calurosos.

"Conservar la piscina llena durante el invierno conlleva ventajas como la de ahorrar agua, energía, evitar desperfectos en el vaso de la piscina al quedar a la intemperie y no perjudicar la estética del jardín, manteniendo este elemento de forma que proporcione belleza al conjunto del terreno. Además, esta opción implica que en el siguiente verano la piscina ya estará limpia y el propietario se ahorrará esta tarea, que es bastante costosa", ha afirmado Baeza.


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?