Jose Mª Vassallo

Cloud Computing: ¿Está usted en las nubes?

20/02/2012

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:
Jose Mª Vassallo

Qué es?, ¿Es algo nuevo?, ¿Ahorra costes?

De una forma muy sencilla podríamos definir “Cloud computing” como una plataforma para ofrecer servicios a través de la Red, accesible desde cualquier lugar y con cualquier tipo de dispositivo, o dicho de otra forma nos permite entre otras cosas instalar aplicaciones para que funcionen en internet, alojándolas de forma externa y sin necesidad de poseer la capacidad suficiente para organizar la información.

Desde un punto de vista más técnico, integra de forma única  Saas (software como servicio), Paas (plataforma como servicio) e Iaas (infraestructura como servicios). Perdonen los acrónimos, pero considero interesante nombrarlos ya que son términos muy conocidos en el sector y es bueno que cuando le ofrezcan este tipo de servicios, sepan su significado y no le suenen a  ‘chino’.

Todos estos conceptos no son nuevos incluso muchos expertos afirman haber oído hablar de cloud computing desde principios de la década de los noventa. Empresas como Google, Facebook, Twitter, Microsoft, IBM, Amazon o Salesforce ofrecen sus infraestructuras, tecnologías, aplicaciones y servicios bajo este modelo desde hace muchos años, en ocasiones de forma totalmente gratuita financiándose con publicidad.

Según un estudio elaborado por la consultora IDC, el mercado de cloud computing en España alcanzara una cifra de negocio de 217 millones de euros en 2011, lo que supone un crecimiento del 42% frente al año anterior.

Cloud computing puede englobar todos los recursos informáticos que necesitan tanto las empresas como los usuarios: redes, servidores, capacidad de almacenamiento, aplicaciones, herramientas de programación etc. Se gestiona  en grandes data centers remotos, con altos niveles de seguridad,  que prestan servicio a múltiples clientes que acceden a ellos a través de Internet. Esto hace que se multiplique la capacidad de almacenaje, proporcionando un ahorro de costes importante, maximizando el rendimiento de la inversión con un consumo energético mucho más eficiente.

Este ahorro viene dado entre otras cosas porque no es necesaria la compra de licencias de los programas a utilizar, no se necesitan servidores ni software. El sistema de pago es por suscripción, se paga una cantidad mensual por su uso y nada más, las actualizaciones se hacen de forma automática obtiéndose mejoras de seguridad y rendimiento. Microsoft, por ejemplo, está ofreciendo a profesionales y pequeñas empresas Office 365 a partir de 5,25 euros por usuario al mes.

Como resumen de las ventajas que nos puede ofrecer el cloud computing está la posibilidad de personalización, la externalización de servicios (copias de seguridad, correo electrónico, almacenaje de documentos etc), acceso desde cualquier punto, ahorro de costes ya que se paga solo por lo que se utiliza, también nos da la posibilidad de ampliar el servicio a medida que lo vamos necesitando.

Estamos en un punto donde la tecnología cloud computing ha madurado lo suficiente como para pensar que es una buena alternativa. Se nos abre un nuevo horizonte de posibilidades de comunicación, colaboración y forma de trabajar, tanto a los usuarios como a las empresas del sector TIC. Un ejemplo de ello es la iniciativa de Eticom (Asociación de empresarios de Tecnologías de la información y Comunicación de Andalucía) que con la colaboración de Microsoft y Vodafone han creado el centro  de Innovación cloud con el fin de estimular y potenciar su uso y con la aspiración de convertirse en un referente a nivel nacional e internacional.


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?