Finanzas

Ahorro de hasta 1.800 millones de euros con la facturación electrónica

España podría ahorrar 1.800 millones de euros al año con la facturación electrónica. La Comunidad Europea quiere que sea el método de facturación predominante en 2020.
08/06/2012

Compartir:

mailEnvía printimprime
crossEnviar por correo a:

 

España podría ahorrar 1.800 millones de euros si los organismos públicos implantaran de forma definitiva la facturación electrónica. Todo ello se desprende de un macro-estudio realizado por RICOH Europa , en colaboración con Billentis, que insta al sector público de toda Europa a adoptar la factura electrónica por el recorte de gasto que supondría. Si todos los Gobiernos europeos implantaran este año este sistema de facturación, el ahorro podría ascender a 40.000 millones de euros.

El impacto del ahorro sería especialmente reseñable en el sector público ya que es uno de los mayores en términos de volumen de facturación, dado que entre el 45% y el 65% de las compañías suministran bienes o servicios a este sector. Aunque se estima que las facturas enviadas electrónicamente por empresas y administraciones aumentarán un 30% en 2012 con respecto al año anterior, la penetración de este sistema de facturación sigue siendo baja. De hecho, solo el 18% del total de facturas generadas en Europa se enviarán por vía electrónica.

Se trata de un nivel mínimo pese a la intención de la Comisión Europea de que la facturación electrónica sea el método predominante en 2020 y de las acciones que se están implementando a través de la Agenda Digital de la Unión Europea para eliminar barreras y extender la adopción de la factura electrónica. “En la actual situación de la economía europea y con los gobiernos estudiando constantemente nuevas fórmulas de ahorro, la adopción de la facturación electrónica es una opción evidente", afirma Eduard Farga, director de Marketing y Desarrollo de Nuevos Negocios de RICOH España. “Pero sabemos que una de las mayores barreras para generalizarla es la gestión del cambio de un sistema basado primordialmente en el papel a uno electrónico. Para el sector público, que trata con miles de proveedores y residentes, es crucial que este cambio esté bien planeado, comunicado y gestionado. Necesitan trabajar con un socio que les pueda apoyar en la transición de papel a digital, les ayude a alcanzar los objetivos de la Agenda Digital y a beneficiarse de una forma de trabajar más inteligente”.

El servicio de facturación inteligente de RICOH ha sido diseñado para ayudar a que organizaciones tanto del sector público como del privado puedan beneficiarse de las ventajas de la economía digital. Permite a las compañías una fácil gestión de las facturas en papel y electrónicas al mismo tiempo a través de una plataforma simple, con la que se pueden beneficiar de los ahorros de costes que identifica el estudio de Billentis. El servicio completo –gestión de facturas electrónicas, en papel o una combinación de ambas– es proporcionado por la división de Document Process Outsourcing de RICOH. Para calcular los ahorros que podría conseguir con el cambio a la facturación electrónica, la compañía ha habilitado una calculadora online: http://www.ricoh.es/soluciones-servicios/document-outsourcing/document-process-outsourcing/i-invoicing-calculator/

Otras conclusiones clave del estudio son:

•       Globalmente, solo el 5% de las facturas se envía de forma electrónica

•      Cuanto más grande es la organización, más complicado es determinar su volumen exacto de facturación

•      Entre el 10 y el 15% de las facturas requieren un recordatorio, lo que añade tiempo y costes extras al proceso de facturación

•       El 10% de los datos introducidos manualmente contienen un error

•       Normalmente, una factura se copia seis veces

 


Quién es Quién en la empresa de Málaga

Galerías

Encuesta

¿Aumentará en 2017 su presupuesto para actividades de ocio?