Málaga “resiste” la desaceleración y se consolida como “el motor de la economía andaluza”

Desde enero de 2014 se han creado en la provincia 146.800 ocupados, el 35 por ciento de toda Andalucía.

0
74
Presentación del Barómetro Económico de la Provincia de Málaga.
Presentación del Barómetro Económico de la Provincia de Málaga.

E.P. Málaga “resiste” la desaceleración internacional de la economía y se ha consolidado como “el motor de la economía andaluza” gracias al aumento del empleo, que ha bajado al 17,88 por ciento, y la inversión, si bien se prevé que el crecimiento interanual quede en un 2,8 por ciento en lugar del tres por ciento esperado para 2019, según los resultados del Barómetro Económico del tercer trimestre de la provincia del Colegio de Economistas de Málaga.

El decano del Colegio de Economistas, Juan Carlos Robles; el director del Servicio de Estudios, Fernando del Alcázar, y el vicedecano de la institución, Antonio Pedraza, presentaron los resultados de este estudio el pasado viernes en una rueda de prensa, en la que destacaron que precisamente el lema del documento en esta ocasión es “Málaga resiste”.

Del Alcázar detalló los “datos significativos” interanuales, que encabezan un aumento en la inversión del 7,7 por ciento, cuyo crecimiento se espera que se mantenga en el 6,3 por ciento. “Desde el sector privado se han hecho los deberes”, señaló el director.

Asimismo, destacaron que desde enero de 2014 se han creado en la provincia 146.800 ocupados, el 35 por ciento de toda Andalucía, lo que significa un 29,55 por ciento de la población activa en menos de cuatro años, superior al 18 por ciento de Sevilla y a la media del 16 por ciento de Andalucía, lo que convierte a Málaga en el “motor de la economía” de la región, resaltó Del Alcázar.

El economista también señaló que la tasa de paro –en términos EPA– ha descendido del 20 por ciento hasta el 17,88 por ciento, sin tener en cuenta el incremento de los puestos por el efecto de las migraciones interprovinciales, que se producen también desde los municipios de Málaga hacia la capital de la provincia.

Por otro lado, el ritmo del visado de viviendas se ha cuadruplicado con 6.484 al año, si bien la construcción debería alcanzar este ritmo de crecimiento, apuntó Del Alcázar. Asimismo, señaló que el mercado inmobiliario continúa con la recuperación, como se observa en el aumento del ritmo de venta hasta las 32.183 en el último año, un 8,8 por ciento más.

En el turismo Málaga ha conseguido incrementar el número interanual de viajeros un 2,58 por ciento –al igual que Andalucía con un 3,28 por ciento– a pesar del descenso observado durante la temporada de verano en las zonas costera y los efectos del Brexit.

En este sentido, especificó que el sector turístico “aguanta” la recuperación de los mercados competidores, gracias a la recuperación en septiembre del número de viajeros en el aeropuerto –1.979.966– y las 19.910.000 pernoctaciones en el último año en la provincia.

Asimismo, el grado de ocupación hotelera ha descendido con respecto a 2017 del 73,54 por ciento al 70,66 por ciento en septiembre, debido al aumento de plazas disponibles y a la aparición de los alojamientos turísticos.

De igual forma, se han creado un seis por ciento más de empresas, con 5.363, frente al 2,84 por ciento de Andalucía –15.839 negocios– y la tendencia negativa en un 0,76 por ciento de España. También ha aumentado un 1,6 por ciento en el trimestre el crédito al sector privado, pero los economistas han avanzado que habrá que esperar si se consolida esta recuperación.

Por otra parte, el coste de las materias primas “parece volver a relajarse” con un índice de 138,4, que acumula interanualmente un descenso del 5,4 por ciento a septiembre de 2018.

Presentación del Barómetro Económico de la Provincia de Málaga.
Presentación del Barómetro Económico de la Provincia de Málaga.
Datos negativos

Los economistas malagueños señalaron que la inestabilidad europea derivada del Brexit y la situación política italiana han afectado a España y en consecuencia a Málaga, para la que prevén un crecimiento en torno al 2,7 o 2,8 por ciento al cierre del ejercicio, alejado del tres por ciento que se esperaba.

También subrayaron que la subida continua del petróleo hasta octubre de 2018, con 79 dólares por barril frente a los 30 de 2016, y el descenso del 2,1 por ciento interanual en el consumo –a principios de año aumentaba un 3,1 por ciento– afectan negativamente.

De igual forma, el ritmo de las viviendas terminadas –3.065 en 2018– se ha reducido, debido a la falta de financiación y decisión a la hora de emprender proyectos que ya están en marcha o en estudio.

El ritmo de la licitación pública también ha bajado en la provincia en torno a un 30 por ciento en los últimos seis meses, cifra que puede verse alterada por un incremento de inversiones en el último trimestre del año, avanzó, al tiempo que recordó que el precio de la vivienda ha subido un 6,4 por ciento en Málaga frente al 2,3 por ciento de Andalucía.

Por otro lado, bajó el número de viajeros alojados en los apartamentos turísticos un 5,26 por ciento, con 18,919 viajeros menos que el año anterior.

Del Alcázar también resaltó que el índice de confianza empresarial ha bajado en España cuatro puntos en un único trimestre, de 136,5 a 132,5, debido a las expectativas negativas de la desaceleración.

En Málaga el IPC sigue situado en tasas superiores al dos por ciento, valor que impide recuperar poder adquisitivo a los salarios y la redistribución de la riqueza. También ha aumentado “ligeramente” el número de deudores frente al descenso en el resto de Andalucía.

Asimismo, el número de vehículos matriculados ha bajado un 16 por ciento en la provincia por primera vez desde septiembre de 2013, como consecuencia de la respuesta del sector a la implantación de los nuevos impuestos al diesel.

Por último, Del Alcázar detalló que las exportaciones en Málaga han disminuido un 3,76 por ciento, mientras que las importaciones han aumentado un 17,66 por ciento, lo que empeora la balanza comercial deficitaria de la provincia, cuyo déficit pasó de 238 millones en agosto de 2017 a los 824 millones actuales, llegando a alcanzar en julio de 2018 el máximo de 1.039 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here