Expertos defienden en Málaga el corredor central del Pirineo

En el encuentro se ha presentado el grupo de trabajo organizado con profesionales de toda España para recuperar el Eje 16 entre las prioridades de la UE.

0
255
Expertos en la conferencia sobre el Eje 16.
Expertos en la conferencia sobre el Eje 16.

El Círculo Mercantil de Málaga ha celebrado una conferencia sobre el Eje 16, tramo ferroviario central con salida transpirenaica, un proyecto estratégico de enorme trascendencia para España y más concretamente para Andalucía y Málaga, pues para grandes puertos internacionales es indispensable una conexión ferroviaria de gran capacidad. El encuentro ha servido también para presentar en la ciudad al grupo de trabajo organizado para impulsar esta infraestructura vital y que figure entre las prioridades de España y la Unión Europea, formado por profesionales, instituciones e intereses de toda España (Extremadura, Madrid, Aragón, Valencia, Andalucía…), entre los que se encuentra en Málaga el Círculo Mercantil.

Los ponentes encargados de explicar la trascendencia de esta infraestructura en el salón de actos de la Cámara de Comercio de Málaga han sido el catedrático de la Universidad Carlos III, Carlos Ramón Fernandez Liesa y el experto del Consejo de Cámaras de Comercio de Aragón, Diego Artigot Noguer, previa presentación e introducción del tema del presidente del Círculo Mercantil de Málaga, Federico Terrón.

¿En qué consiste este proyecto?

La Travesía central del Pirineo es un proyecto que consiste en unir la red ferroviaria española a la europea a través de un corredor de altas prestaciones que atraviese el Pirineo central, mediante un túnel de baja cota. El Eje 16 es un proyecto vital para la mejora de las conexiones entre España y el resto de la Unión Europea, y que pese a ser multimodal (para mercancías, personas, vehículos, digital…) sería altamente beneficioso para las empresas desde el punto de vista logístico. Se trata de un corredor central prioritario, de una alta capacidad y grandes prestaciones, que partiendo de los puertos de Sines (Lisboa) y Algeciras atraviesa toda la Península Ibérica (resultando beneficiados también puertos como el de Málaga) y los Pirineos por medio de un túnel, para conectar con París y de ahí con el resto de Europa, distribuyendo mercancías procedentes de Asia, África y América al resto de la UE.

Para España es un proyecto clave porque optimizaría su posición preferente en las rutas mundiales de navegación aérea y marítima. Zonas de producción y consumo de Madrid, Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura se verían enormemente beneficiadas. Es compatible y complementario con los puertos secos, aeropuertos e incluso con otros corredores ferroviarios como el mediterráneo o el atlántico, y contribuiría a revitalizar la ‘España vacía’, las castillas, Aragón, Madrid. Haría una fundamental labor geoestratégica como eje vertebrador y ‘reequilibrador’. Conseguir una nueva salida por el centro de los Pirineos es fundamental por motivos económicos, logísticos, sociales, medioambientales, culturales y geopolíticos.

En un país con puertos tan importantes como Algeciras, Málaga, Castellón, Valencia, Barcelona… es fundamental contar con un corredor ferroviario con una importante dedicación a las mercancías que conecte con Europa. El tráfico de mercancías por ferrocarril en España es actualmente muy bajo, de un 4%, en comparación con la media del 15% en Europa. Esto nos hace ser mucho menos competitivos que el resto de países, supone una desventaja muy grande para nuestra industria. De esta forma se daría sentido a los proyectos logísticos y portuarios de Andalucía y Málaga en nuestro caso concreto. Los puertos de Sines y Algeciras, por ejemplo, se encuentran en las 50 principales rutas marítimas del mundo.

Los ponentes han coincidido en la necesidad de luchar por acelerar todo lo posible este Eje 16 y convertirlo en una cuestión de estado ante Europa, puesto que es fundamental para el desarrollo económico y social de nuestros territorios y para la generación de PIB en Europa.

Expertos en la conferencia sobre el Eje 16.
Expertos en la conferencia sobre el Eje 16.

Además es completamente viable, pues hay estudios que avalan que el corredor tendría suficiente tráfico para ser rentable. En España el 75% de todo el eje ya está hecho. Falta el túnel de baja cota de algo más de 41 kilómetros (travesía central) que conecta España con Francia. Las últimas evaluaciones hablaban de una inversión total de solo 9.000 o 10.000 millones de euros, incluido el túnel. Su coste es reducido porque emplea la antigua red hoy infrautilizada como consecuencia de las nuevas líneas de alta velocidad.

Actualmente hay una saturación extrema tanto en el tráfico por carretera como en el ferroviario entre España y Francia. La circulación de mercancías está supeditada a la demanda del tráfico de pasajeros, por lo que cualquier subida brusca de éste dificulta el acceso a los mercados. El corredor de ancho internacional y gran capacidad permite dar salida sin parada las mercancías que atraviesan en Pirineo.

El Eje 16 eliminaría por completo el histórico cuello de botella que se forma en el Pirineo. El impulso económico que supondría es clave, promoviendo empleo y desarrollo tecnológico. Cohesiona y enriquece los territorios por los que pasa, creando un corredor de actividades industriales y de servicios de norte a sur, con plataformas logísticas escalonadas para el desarrollo regional.

Además con la entrada en Europa de los países del este, la nueva centralidad europea queda más alejada, la zona oeste y sur de Europa está geográficamente más distante del centro de Europa. Por lo que incluso se agrava esa menor capacidad para competir en igualdad de condiciones. Este eje ferroviario serviría de manera decisiva a mitigar esa descentralización y a mejorar la competitividad española con respecto a países como Italia que cuentan con unas conexiones transfronterizas muy superiores.

Hasta el 2011 el Eje 16 era una cuestión prioritaria para Europa. Pero en ese año hubo una revisión y se pospuso su finalización y puesta en marcha hasta al menos 2030. Ahora los fondos europeos que vienen a España son para el corredor atlántico y sur. Pero no son proyectos excluyentes. 

Actualmente hay un borrador de propuesta pendiente de debatirse en el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo, pero tal como está planteado es muy difícil que el Eje 16 sea financiado por Europa para este próximo periodo 2021-2027.

El pasado 6 de junio de 2018 la Comisión Europea presentó el nuevo borrador de documento sobre corredores. El presupuesto total para toda Europa es de 30.615 millones de euros (para el periodo 2021-2027). 11.285 son para países de cohesión entre los que no se encuentra España. 6.500 millones para movilidad militar. Y el crédito disponible al que tendría acceso España junto a otros países de Europa es de 12.800 millones de euros en total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here