Javier Frutos
Javier Frutos .

¿Qué supone para usted ser el presidente de Mahos?

Es una época de ilusión porque creo que el sector es muy importante en la vida social y profesional de Málaga y es un placer. La hostelería en Málaga está creciendo y espero aportar mi granito de arena en esta etapa.

¿Qué objetivos se marca como presidente?

Intentar conseguir la unión total del sector, mejorar la profesionalidad y dignificar el trabajo de la hostelería en Málaga.

¿Cómo comienza su relación con el sector de la hostelería?

Empiezo en el mundo de la hostelería gracias a mi padre. Yo estaba estudiando y ambos vimos que era una buena oportunidad hace 10 años y empezamos con el Mesón Cantarrana y a partir de ahí fuimos abriendo varios restaurantes como fue El Mentidero y ahora estamos en un proyecto de un nuevo local que se abrirá en unos meses.

¿En qué estado se encuentra la hostelería en Málaga?

Está en un momento positivo y muy bueno a nivel de la industria turística y también en el propio sector donde hay creación de empleo. Quizá hay que incidir en la profesionalización del sector, pero la realidad es que abarcamos a un gran número de empleados entre todos los establecimientos y creo que la calidad de la gastronomía en Málaga está creciendo en los últimos años, la senda es positiva y tenemos una base sólida.

¿Qué le falta a la hostelería de Málaga?

La profesionalización, que sea un sector que las personas lo vean estable, profesional y esa es la línea que debemos llevar. La gente que está dentro de la hostelería tiene que formarse y encontrar esa formación y profesionalización. Mahos tiene la cátedra de hostelería, aunque está muy vinculado al tema empresarial más que a los propios camareros, pero creo que es muy importante formar a los empresarios porque esto se trasladará a los trabajadores que dependan de él. La cátedra es un logro muy positivo de la legislatura anterior y este año incidiremos en ella y esperemos que vaya creciendo.

 

DE CERCA…
Una meta a alcanzar: Ser un empresario reconocido en Málaga.
Un lugar para descansar: Cualquier sitio a los que voy con mi familia. Quizá Olvera, el pueblo de mi padre, que allí voy para desconectar.
Una afición confesable: Me gustan mucho los deportes, especialmente el fútbol.
Un recuerdo de la infancia: Cuando iba con mi familia, que teníamos caballos y solíamos salir.
Un rincón preferido: Cualquier sitio cerca del mar. Pedregalejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here